Plantas de exterior que no necesitan sol

Plantas de exterior que no necesitan sol

Share on reddit
Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on digg
Share on linkedin

Cuando pensamos en los elementos indispensables para que nuestras plantas se desarrollen hermosas y plenas de energía, acuden a nuestra mente conceptos como: tierra, agua, temperatura… y sobre todo ¡sol! Pero lo que quizás no sabías es que hay muchas plantas de exterior que no necesitan sol para lucir en todo su esplendor. Es más, para algunas especies la luz solar directa puede incluso ser contraproducente.

Hoy vamos a hablar de algunas de las variedades que podrás colocar en los rincones más umbríos de tu jardín para alegrarlos y llenarlos de vida. Si vives en una región en la que las nubes son omnipresentes o si la ubicación de tu vivienda no favorece especialmente la entrada de luz natural, ¡no te preocupes! Con esta selección de plantas, tu jardín lucirá como el más florido y frondoso vergel, aunque no esté inundado por los rayos del sol.

6 plantas de exterior resistentes al frío y al calor

  1. Hosta

Uno de sus principales rasgos distintivos son sus hojas de gran superficie. Su función es captar la mayor cantidad de sol posible. Por otra parte, el color verde intenso, con franjas más claras en su interior, aporta gran valor decorativo y ornamental a esta planta de aspecto tropical. ¡Hay que tener cuidado con las babosas y caracoles, ya que estas atractivas hojas son un suculento manjar para ellos!

Puedes cultivarla en el suelo o en maceta, siempre que la ubiques a la sombra y en espacios más bien húmedos. Tolera bien zonas en semisombra y ambientes calurosos, pero nunca sol directo ni temperaturas abrasadoras. Necesita un riego regular y copioso, sobre todo durante el veranoLa hosta es una planta que no necesita de luz. tolera bien zonas en semisombra y ambientes calurosos, pero nunca sol directo ni temperaturas abrasadoras.

  1. Col ornamental

Es pariente cercana de la col común, aunque con mucho más valor estético y mucho menos interés alimenticio. Esto se debe básicamente a su color, ya que sus intensas tonalidades moradas la hacen más apetecible a la vista que al gusto. La col ornamental es comestible pero su sabor tiende a ser mucho más amargo que el de las coles que compramos en el mercado. Si buscas un toque original, da una vuelta de tuerca a la ornamentación de tu terraza con esta variedad que aúna la estética del huerto y del jardín.

Este tipo de col prefiere zonas sombreadas, aunque también puede aguantar la exposición directa al sol. Y no solo es resistente a las bajas temperaturas, sino que mientras más frío haga, más intenso será su colorido. Riégala con moderación sin dejar que la tierra llegue a secarse. Con esta decorativa y bonita variedad vegetal pondrás un toque de alegría en tu jardín durante los meses más fríos y oscuros del año.

  1. Jazmín

El jazmín es una mezcla de fragancia y belleza a partes iguales. Sus delicadas flores blancas llenarán de luz tu jardín y su fragancia aportará un toque de frescor. En el suelo, en tiesto, en una cesta o como planta colgante. ¡Cualquier opción es buena para disfrutar de tu jazminero!

La luz es clave para su correcto desarrollo. Pero esto no significa que tenga que estar constantemente bajo la exposición directa del sol. El resultado visual de esta planta, situada en semisombra o directamente en una zona umbría, es sencillamente espectacular siempre que las condiciones generales de luz sean suficientes. A pesar de su procedencia de climas cálidos, tiene buena resistencia a las bajas temperaturas. Bastará con regarla cada dos días en las épocas más calurosas y una vez a la semana durante las más frías, para que puedas disfrutar de toda su belleza y aroma.

  1. Dicentra spectabilis

Esta planta, es también conocida como corazón sangrante debido a la forma e intenso color rojo de su floración. Las curiosas flores se disponen en hilera a lo largo de tallos que sobresalen de las hojas.  Podrás disfrutar de toda su belleza durante la primavera y el verano y sin duda aportará un toque muy especial a tu jardín.

El corazón sangrante es una especie de origen asiático que se da bien en zonas de sombra parcial o total. No obstante, en lugares de clima muy frío y húmedo podría necesitar una mayor exposición a la luz. Regar de forma abundante durante los meses de verano para evitar que entre en un estado de latencia.

  1. Pulmonaria

Variedad que se da bien en zonas umbrías y con un cierto nivel de humedad. Destaca por sus florecillas en forma de campana cuyos tonos van del rosado al violáceo, y especialmente por su multitud de propiedades como cicatrizante y también como tratamiento para aliviar la bronquitis y los trastornos digestivos, debido a su alto contenido de taninos.

Puede situarse en un lugar de sombra total o parcial, pero nunca ser expuesta a los rayos del sol de forma directa. Se debe colocar preferiblemente en el suelo y mantenerla con cierto nivel de humedad. Soporta bien la sequía, el frío, e incluso heladas importantes.

  1. Heléboro

Coloquialmente recibe el nombre de rosa de Navidad. Sus flores, de múltiples colores y romántico aspecto animarán tu jardín incluso en época invernal. Puedes situarla en parterres como parte del conjunto o en pequeñas macetas para realzar su vistosidad.

Colócala en lugares sombreados, aunque bien iluminados, para que las flores alcancen su máximo esplendor. Resiste el frío e incluso alguna helada, pero no las temperaturas extremadamente calurosas. Se deben regar de forma regular y moderada, sin llegar a encharcar el suelo ni dejarlo seco.

Como ves, es fácil disfrutar de un jardín espectacular durante todo el año… aunque no sea un lugar muy luminoso y soleado. ¡Tus grandes aliadas serán las plantas de exterior que no necesitan mucho sol!

More to explore

Shop By Department