¿A qué hora del día es mejor regar las plantas?

Regar las plantas es una actividad de la que dependerá, literalmente, la vida de tus plantas. Entender cuáles son los ciclos y necesidades de riegos de las plantas que posees es un aspecto fundamental para garantizar su óptimo desarrollo, pero si a pesar de seguir al pie de la letra estas pautas de riego descubres que tus plantas no crecen, se marchitan o no mejoran, puede que el problema está en el momento en que riegas porque aunque no lo creas, esto también influye.

¿Sabes a qué hora del día es mejor regar las plantas?

Saluda el día regando tus plantas

La mejor hora para regar las plantas siempre será el amanecer o a primeras horas de la mañana. En primer lugar porque con la salida del sol comienza la actividad metabólica de la planta, así que es el momento perfecto para ofrecerle hidratación, vitaminas y nutrientes. Como si fuera poco ahorrarás agua, porque el sol no evaporará el agua tan rápido y así tus plantas podrán aprovechar toda la que necesiten. 

Hay quienes afirman que regar al final del día también es bueno para las plantas, pero la verdad es que no es recomendable porque si bien la evaporación del agua es mínima, al final de la tarde las plantas se están preparando para bajar su actividad metabólica y descansar, pues durante la noche no hay sol para hacer fotosíntesis.

Por otra parte, en las noches suele descender la temperatura, por lo que la tierra permanecerá demasiado tiempo húmeda, lo que podría podrir las raíces y favorecer la aparición de hongos. Por esta razón si tienes suculentas NUNCA debes regarlas en la noche, porque las raíces de planta tienen más posibilidades de sufrir de pudrición. 

Evita regar a mediodía. A esa hora el sol está más alto y evaporará el agua tan rápido que tu planta no tendrá tiempo de aprovecharla. Por otra parte, la temperatura fría del agua choca con la temperatura alta de la planta y puede causar alteraciones. Además las gotas pueden actuar como lupas, magnificando la luz solar y causando quemaduras en las hojas.

Trucos de regado

  • El material de la maceta puede afectar la frecuencia de riego Las macetas de plástico se evaporan más rápido que las de barro, por lo que requieren un poco más de atención.

  • Si colocas platos para que retengan el exceso de agua del riego, recuerda vaciarlos un rato después de regar o ponles guijarros o piedritas. Esto evitará que el agua estancada empape las raíces por demasiado tiempo, causando su muerte.
  • Revisa siempre con un palito de madera que llegue al fondo de la maceta antes de regar. Recuerda que la parte superficial del sustrato siempre se seca primero.

  • Si el sustrato está demasiado seco, es mejor regar poco a poco, dando unos minutos entre cada riego, para hidratar todo el cepellón de tierra o puedes sumergirla en un cubo con agua hasta que se empape. 

  • No porque estés en verano quiere decir que debes regar más. Los excesos sólo causan encharcamiento pudrición y hongos. Es mejor regar con más frecuencia.

  • Nada como el agua de lluvia para regar, pero si no tienes, puedes usar la de la llave pero déjala reposar un par de días para que se evapore el cloro añadido.
  • Riega siempre hasta que veas que el agua comienza a salir por los agujeros de drenaje.
¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

5€ de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.