s>

Aferradas a la vida: Plantas fáciles de cuidar

Sabemos que has llegado a Be Green porque te tienen vetado en todos los viveros de tu ciudad. Probablemente te has comprado una planta de plástico y la pobre inexplicablemente terminó en la misma fosa común donde van a a parar todas la plantas que han pasado por tus manos; y nadie en su sano juicio te pediría el favor de que regaras sus plantas si se van de crucero. Eres una verdadera amenaza para todo lo verde y estás a punto de perder toda la esperanza. Pero no desistas, en Be Green creemos en ti y podemos ayudarte porque sabemos que plantas tienen un deseo de vivir que supera tus manitas asesinas.  

El secreto para tener plantas perfectas 

Dejando el chiste de lado, eso de tener manos mágicas para las plantas es un mito. Las personas que suelen tener éxito cuidando plantas suelen ser personas que han aprendido a observar. En primera instancia, es importante percibir las condiciones del espacio donde vives o dónde quieres tener tus plantas. Debes revisar detalles como si tiene buena luz natural, si hay corrientes de aire, si es muy seco o tienes un aire acondicionado a toda pastilla que no puedes mover (típico en las oficinas), entre otras. 

Asimismo, debes sincerarte con tu estilo de vida. Tal vez eres el hermano perdido de Dory la de Buscando a Nemo, o te vas al pueblo todos los fines de semana. Puede que estés 24/7 en la oficina, o si por el contrario, eres una persona que se va hasta arriba todo el tiempo y te pasas con los cuidados. La honestidad es una parte muy importante porque, afrontémoslo, no importa que te gastes cientos de euros en la orquídea más hermosa, si a duras penas recuerdas que debes comer todos los días, se te va a olvidar regarla y ponerle su abono.

El secreto para tener plantas perfectas es aceptar el lugar en el que vives y la persona que eres. Si quieres un jardín que le haga la competencia a los jardines de Versalles, necesitas invertir tiempo, dinero y mucho esfuerzo. Así que vamos a ahorrarnos tiempo (y perdonar la vida de unas cuantas plantas) siendo honestos con nuestras condiciones de vida. Una vez tengas todo esto muy claro, puedes usar el buscador de Be Green para encontrar la especie de planta que sea compatible con todas tus necesidades y requerimientos. 

Las plantas que se aferran a la vida

Como sabemos que eres un individuo de poca fe, hemos preparado una lista maravillosa de plantas que prácticamente crecen solas. Ellas técnicamente podrían vivir por su propia cuenta, casi no necesitan de tu cuidados y por esta razón son las plantas ideales para aquellas personas que son asesinos seriales de plantas. Puede ver otras especies en este enlace o ir directo a comprarte el set de Las Inmortales. 

  • Planta serpiente

La Sansevieria, conocida también con otros nombres poderosos como lengua de suegra y espada de San Miguel, es una planta que puedes encontrar en las porterías, calles y oficinas pues prácticamente no requiere de la intervención humana para sobrevivir. Es una verdadera sobreviviente, y como tal es una planta hermosa y empoderada, que se puede elevar hasta dos metros, regia y con un color precioso.

Si no la riegas mucho, sobrevivirá, si se te olvida abonarla, seguirá creciendo para demostrarte que no te necesita. ¿Rompiste sus hojas? Pues del pedazo que se te ha quedado en la mano podrá salir otra planta. Si la tumbas 10 veces, se levantará 11. Ni tú ni nadie puede con ella. ¿Quieres más? Pues no contenta con ser tan hermosa, ella es de las que purifica el aire. Y no, no te necesita para ser tan fabulosa; tú la necesitas para que mejore tu hogar.

  • Poto 

¿Has conocido a esas personas que se cuelgan, no te dejan ir y no entienden indirectas? Pues el poto es algo así, sólo que a este si lo quieres en tu vida y en tu hogar, porque tiene unas hojas preciosas en forma de corazón que varían entre el verde y el dorado, que caen en cascada y lucirán perfectas en tu hogar, porque te harán lucir como una espíritu del bosque, conectado con la naturaleza y las plantas; pero tú y yo sabremos la verdad: ese poto está vivo porque tiene un alma testaruda y tenaz. 

El poto crece muy rápido, se puede colgar de donde lo pongas y se adapta con mucha facilidad a todo tipo de ambiente. ¿Vives en una caja con un ventanuco? Será suficiente para que el poto crezca exuberante. ¿Se te olvidó regar? pues mejor, que con la humedad del ambiente le vale. ¿Le quitaste el sustrato? Pues le vale, porque puede vivir en un vaso de agua. Y si quieres multiplicarla, pues le sacas un tallito y listo, planta nueva. El poto seguirá vivo, te guste o no. 

  

  • Planta Cuervo 

Conocida también como ZZ plant, la planta cuervo es toda una sobreviviente. Tuve una que mis gatos tumbaron de un estante alto, la rompieron en pedazos y, un poco en broma, la pegué con un poco de cinta adhesiva para que no se viera tan fea. Siguió viva y preciosa, además de sacar otras ramas nuevas para que sintiera vergüenza de mi pobre trabajo de enfermera.

 A la planta cuervo le van las sombras, la luz indirecta y un riego poco frecuente. Se te puede olvidar, que a ella no le importa tu indiferencia, seguirá lustrosa, verde y abundante. Y para reafirmar que ella es mejor que todos nosotros, es una planta capaz de filtrar sustancias nocivas del aire que respiras. 

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora...
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

10% de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.