Feng Shui y decoración con plantas para la oficina

Llevamos años escuchando hablar del Feng Shui y, aunque nos parece una idea atractiva, no somos muchas las que nos hemos lanzado a experimentar con él en nuestros propios espacios. Pero quizás ahora,  un momento en el que pasamos más  tiempo en casa a causa de la popularización del teletrabajo, es un buen momento para  conocer más de esta antigua filosofía china y saber cómo aplicarla de forma sencilla.

El Feng Shui significa literalmente "viento-agua" y es un antiguo arte chino que tiene como objetivo utilizar las fuerzas energéticas para mejorar la armonía de nuestro entorno. Como tal, es posible decorar una casa o tu lugar de trabajo usando Feng Shui para mejorar su buen flujo de energía, mientras se crea un hábitat más equilibrado y cómodo.

Los colores en el Feng Shui

Como hemos comentado, el Feng Shui significa viento-agua, y de esta filosofía nace el primer principio: el mundo está dividido en elementos naturales que,  además de incluir éstos, se suma la importancia de la madera, el fuego, la tierra y el metal.

Equilibrar estos elementos en un espacio de trabajo es lo que asegurará la armonía y en consecuencia la felicidad en la oficina, pues cada elemento invoca un estado de ánimo diferente.

Del mismo modo, cada elemento tiene sus colores. Por ejemplo, para el agua y lo que simboliza, el Feng Shui indica que uses el azul y el negro. A la madera le corresponde el verde y el marrón. Para el fuego, el rojo, amarillo, naranja, violeta y rosa.  El tierra es amarillo claro y marrón claro. Finalmente el metal el blanco y el gris.

Combina todos estos colores en tu espacio de trabajo y consigue un lugar equilibrado, armónico y estable, donde mejorarás tu capacidad laboral y de concentración.

La orientación de los elementos en tu oficina

El segundo principio del Feng Shui tiene que ver con la mejor orientación de los elementos de un espacio. Para ello, se usa  un mapa de energía que te ayudará a determinar cómo darle a tu lugar de trabajo una renovación energética. De  hecho, relaciona cada estancia la relaciona con un área específica de tu vida.

El Feng Shui, lo que hace en este caso, es abordar cada espacio como una entidad única para asegurarse de que está bien equilibrada y de que cada elemento está presente a través de una pieza de decoración representativa. Por ejemplo, la tierra puede representarse por cerámicas y pinturas de paisajes. La decoración metálica, por otro lado, está respaldada por el elemento del metal. Las velas son perfectas para el elemento del fuego y los marcos de madera, por ejemplo, así como las plantas, son los candidatos perfectos para hacer presente en tu oficina el elemento de la madera.

Un espacio de trabajo con buenas energías

El Feng Shui tiene como objetivo crear un espacio con buenas energías. Como tal, es importante deshacerse de cualquier cosa que debilite la energía, como la suciedad y el desorden. Todo lo que está roto, así como las plantas moribundas y las cosas esparcidas, deben ser eliminados.

Los muebles deben colocarse de tal manera que no se choquen con tu espalda; además, intenta crear una sensación de intimidad. Por lo tanto, organiza los asientos en grupos pequeños y asegúrate de que todos los espacios y rincones tengan acceso a la luz. Usa lámparas de pie cuando sea posible.

Mezcla la decoración femenina y masculina que más te guste. Una selección de decoración bien cuidada ayudará a mantener un sentido ordenado. Además, ten en cuenta que las piezas pesadas deben equilibrarse con elementos más suaves para un efecto más equilibrado.

Usa círculos,  ya que representan armonía y unidad. Por lo tanto, se considera un patrón favorable para adoptar sobre las líneas. Cuando se trata de muebles, opta por aquellos con bordes redondeados con mucho espacio para respirar, para que la energía fluya a su alrededor.

Las plantas en tu oficina según el Feng Shui

Empecemos por el principio: ¿Tienes la oficina en casa? Entonces necesitas que esté en una posición dominante en la que te sientas a cargo. Por lo tanto, coloca tu escritorio donde puedas ver la entrada. Del mismo modo, no coloques el escritorio frente a la ventana o de lo contrario tu energía creativa se irá por ella. Si lo que deseas desesperadamente es disfrutar de una buena vista, coloca tu escritorio de modo que el lado corto sólo se alinee con la ventana.

Una vez tengas todo esto dispuesto de la forma que te hemos explicado, introduce las plantas. Aportan una energía vibrante, como ya te hemos comentado, pero  siempre deben estar sanas, ya que que ayudan a devolver la energía al espacio. De este modo, coloca una planta en una maceta cerca de una ventana grande sin cortinas,  una buena manera de mantener la energía dentro del espacio.

Coloca cerca de las plantas algunos espejos, que pertenecen al elemento agua. Úsalos sabiamente y equilíbralos con madera o cerámica pero nunca los coloques directamente frente a la puerta principal o la energía que ingresa en el espacio de trabajo fluirá hacia afuera.

Las mejores plantas de interior añadirán la cantidad justa de color y vida en tu oficina, pero ¿qué pasa con la salud y la riqueza? El cultivo de un pequeño jardín interior también es recomendable según el Feng Shui.

Por otro lado, resulta que colocar ciertas plantas pueden traer buenos sentimientos y suerte y desterrar las vibraciones negativas. De este modo, para contrarrestar la energía negativa coloca una planta a menos de un metro de tu ordenador para filtrar la energía negativa. Las plantas irradiarán una energía armoniosa simplemente porque son seres vivos.

El Aloe Vera, una planta suculenta, combate la mala suerte y la energía negativa y es conocida por limpiar el aire y reducir los químicos tóxicos.

Por otro lado, el Jazmín atrae algunos sentimientos románticos positivos. Esta fragante planta con flores ayuda a fortalecer las relaciones y su aroma puede ayudar a calmar una mente estresada. Los expertos recomiendan colocar el jazmín cerca de una ventana orientada al sur.

Por otro lado, el bambú de la suerte es una gran planta para los entusiastas del Feng Shui. Aporta una energía muy pacífica y sabia a la oficina y, dado que es fácil de cultivar y no requiere mucha luz solar, es una planta muy flexible.

Y es que las plantas de interior añaden una sensación diaria de conexión a la tierra y nutrición. Las plantas también suavizan los ángulos duros de un espacio y evocan la sensación de estar en medio de la naturaleza, donde todo tiende a tener más curvas y suavidad. Para lograr esto, aléjate de los cactus y las plantas cubiertas de espinas.

Finalmente, te recomendamos algunas otras plantas: el  Filodendro,  con sus hojas en forma de corazón, representa el elemento fuego y puede añadir emoción a una parte oscura o fría de tu espacio. Además, la Calatheas, además de ser una planta altamente decorativa, mejora la armonía de los espacios, purifica el aire y promueve un mejor ambiente interior.

El Jade, que en el feng shui se conoce como el árbol del dinero (porque las hojas redondas simbolizan la buena fortuna) es una planta idónea para que tu carrera profesional también sea fructífera a nivel económico. Finalmente, con el Ficus podrás crear separaciones en los diferentes ambientes, haciendo que tu espacio sea más ordenado y, por tanto, mejore tu concentración.

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

5€ de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.