s>

¿Luz o sombra? ¿Dónde pongo mi cactus?

La singular belleza de los cactus ha estado cautivándonos desde hace algún tiempo. Si a esto le sumas que son de las plantas más fáciles de cuidar, entenderás por qué han ganado tantos adeptos. El problema es que a pesar de ser tan populares, hay mucha información errada en lo referente a su cuidado y necesidades.

No todos los cactus son iguales, así que aprenderás cuales son los que requieren poca luz y son perfectos para vivir en el interior de tu hogar. 

¿Luz o sombra? ¿Dónde pongo mi cactus?

Todos los cactus son originarios de América, donde se desarrollan al aire libre. Nosotros hemos tomado varias especies y logramos adaptarlas a las particularidades de nuestro clima, pero siguen siendo plantas que requieren grandes cantidades de luz para crecer y reproducirse. 

Los cactus no pueden vivir en lugares muy oscuros, donde no reciban suficiente luz. Si dejas una de estas plantas en un lugar oscuro, al poco tiempo comienza a etiolarse. Esto significa que los tallos de la planta se hacen cada vez más delgados, porque se estiran buscando la fuente de luz más cercana. Este crecimiento deformado debilita la planta y muchas veces no queda otro remedio que cortarla para que recupere su forma. 

¿Quiere decir esto que todos los cactus y suculentas deberían colocarse a pleno sol? Pues no.

Uno de los errores más comunes cuando se cultivan cactus y otras suculentas es pensar que por ser plantas de desierto deben estar bajo el sol inclemente. La verdad es que estas resistentes plantas necesitan mucha luz, pero es más seguro si la reciben de forma indirecta, sobre todo cuando son plantas jóvenes y pequeñas como las que compramos para tener en casa.

Una clasificación informal de estas plantas, que nos podría dar idea rápida de sus necesidades de luz, los divide en cactus del desierto y cactus tropicales o de bosque. Los cactus del desierto son aquellos cubiertos de espinas o pelos y requieren sol pleno para crecer y desarrollarse. Un ejemplo de estos son las opuntias

En cambio los llamados cactus tropicales tienen menos espinas, son originarios de zona boscosas y toleran mejor la semi- sombra. Entre estos cactus es posible encontrar el llamado cactus de navidad o Schlumbergera truncata, que produce unas flores muy vistosas.

En resumen: si tiene espinas, tolera mejor el sol directo, si no tiene o tiene muy pocas, puede vivir un poco más a la sombra. 

Cuidados de cactus y suculentas en interior 

Iluminación y temperatura

Puedes tener tus cactus y suculentas en el interior de tu hogar u oficina siempre y cuando estén cerca de alguna ventana de la que puedan recibir mucha luz del sol. En verano conviene sacarlas un poco para estimular la floración. Recuerda que los cactus son de tierras cálidas, por lo que no les gustan los climas fríos. 

Si tu espacio no cuenta con estas condiciones lumínicas, es recomendable que adquieras otras plantas como las zamioculcas y las sanservieria, pues son hermosas, resistentes, fáciles de cuidar y se crecerán hermosas aún cuando no reciban abundantes rayos del sol. 

Riego

Con los cactus y suculentas, menos es más. Revisa siempre el sustrato antes de regar, mete el dedo y comprueba que la tierra está reseca. Esto es porque si riegas de más corres el riesgo de que la humedad se quede en las raíces y estas se pudran. 

Puedes regar cada 2 semanas o cada 3, dependiendo de las condiciones climáticas y de humedad de donde estés. Si la temperatura es inferior a los 10°C, evita regarlo. Es mejor que le falte agua a que le sobre. 

Sustrato

El sustrato de los cactus es muy importante, pues debe tener un buen drenaje. No deben sembrarse en tierra negra, sino en una mezcla especial que contenga arena, turbia y carbón, por ejemplo. Hay muchas mezclas adecuadas que garantizan un buen drenaje y nutrición. 

Transplantes

El tamaño de tu cactus está determinado por la maceta que lo contiene. Es recomendable transplantarlo una vez al año a una maceta más grande si quieres que siga creciendo. Recuerda que es mejor adquirir macetas de barro o cerámica, pues facilitan el drenaje del agua. Por esta misma razón, conviene colocar una capa de piedrecillas en la parte inferior de la maceta.

Los mejores cactus para interior

Existen cientos de variedades de cactus que puedes tener en casa, de muchos colores y formas. Las Opuntias son muy llamativas, con su forma plana y ovalada cubierta de espinas. Hay variedades como la Opuntia microdasys que tienen distintos colores. Los cactus del género Mammillaria son esféricos, cubiertos de espinas y pueden producir unas flores muy lindas. 

Pero si lo que buscas son cactus para principiantes, que crezcan hermosos en el interior, los aloe son fantásticos. Todos conocemos el aloe vera, que tiene tantas propiedades medicinales; pero estos son sólo una especie entre cientos. Hay otros aloes más pequeños y de colores y formas interesantes. El Aloe  Pratensis, por ejemplo, es nativo de África y tiene una forma concéntrica preciosa, muy salvaje y muy fácil de cuidar. Este Aloe produce una linda flor roja o rosa. 

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora...
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

10% de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.