Plantas colgantes de exterior

Estamos acostumbrados a ver plantas verticales, creciendo a ras del suelo y esto puede hacer que tu jardín o terraza luzca un poco aburrido. En decoración es importante jugar con la altura de los objetos para guiar la vista a través del espacio de forma dinámica y fluida. Si todas tus plantas son más o menos de la misma altura y porte, el espacio lucirá aburrido, recargado o como si le faltara algo. La solución es simple: jugar con las alturas, y las plantas colgantes son tus aliadas. 

Las plantas colgantes de exterior pueden funcionar como ese elemento cohesivo en tu terraza, balcón o jardín, además de añadir interés visual. Adoro las plantas colgantes porque son una forma de añadir dimensión al espacio y nos da una excusa para adquirir más plantas, aún cuando creas que ya no te queda espacio para ponerlas. Por esa razón hemos agrupado algunas de las plantas colgantes más guapas y fáciles de cuidar, además de algunos trucos para que permanezcan preciosas en las alturas. 

Consejos para plantas colgantes felices

- No todas las plantas son aptas para ubicarse en macetas colgantes, aunque hay unas que se adaptan bien. Por regla general toda planta de tallos flexibles y porte rastrero o trepadora quedará muy bien colgada, pues la gravedad hará su trabajo y escurrirá por el borde de la maceta.

- Evita colgar plantas muy pesadas, pues son accidentes esperando ocurrir. Si la maceta es demasiado grande y pesada, la estructura que la sostiene terminará cediendo y caerá al suelo tarde o temprano. Es mejor buscar materiales ligeros y sencillos, como el plástico y usar una maceta decorativa o un accesorio de macramé para colgarla.

- Para restar peso a la maceta, en vez de colocar guijarros o cantos en el fondo para facilitar el drenaje, utiliza trozos de poliexpán (poliestireno, corchopán) y sobre este añade un par de puñados de hummus y luego el sustrato. Esto ofrecerá una superficie de drenaje muy eficiente sin añadir peso extra a la maceta, además estarás reciclando un material no biodegradable que iría a parar al vertedero.

- Hay quienes colocan platos bajo las macetas para atrapar el exceso de agua del riego. Si haces esto, recuerda vaciarlos un par de horas después de regar para evitar mantener las raíces empapadas.

- Las plantas colgantes no siempre tienen que estar suspendidas del techo. Puedes usar plantas colgantes en macetas con una base elevada, que permita que las ramas desciendan. Otra opción es usar jardineras o maceteros suspendidos en el borde de barandas o muros, que dejen caer las ramas.

- Rara vez una planta colgante se ubica en lugares donde recibe sol directo, pues suelen ponerse bajo árboles, en terrazas, balcones y estructuras similares pero puede darse el caso de que reciba los rayos solares de forma directa por varias horas del día; así que es importante tener en cuenta la orientación del espacio para escoger la especie adecuada.

- Es fundamental que hagas las instalaciones adecuadas para colgar tus plantas. Utiliza ganchos robustos, capaces de aguantar el peso de la planta aún cuando esté recién regada. Hay apliques para la pared, ganchos en forma de S que puedes colgar de barandas, tuberías expuestas, ramas y rejas, además de ganchos que deben instalarse en el techo usando un taladro. Sin importar la opción que elijas, instala de forma adecuada, por tu seguridad y la de tus plantas.

- Escoge el tipo de maceta adecuado para la especie y lo que deseas. No todas las macetas colgantes son iguales, pues con su diseño tienen diferentes efectos visuales. Por ejemplo, si quieres plantas que luzcan como esferas colgantes llenas de flores, entonces necesitas una maceta que sea de alambre y que permita recubrirla con fibra y hacer agujeros que permitan sembrar las plantas en todas las direcciones.

[SKU:BG40089;BG40096]

- No te saltes el fertilizante. Es importante mantener estas plantas bien nutridas y regadas para que crezcan preciosas y exuberantes. Nada más triste que una maceta colgante que apenas tenga un par de ramitas solitarias.

- Dicho esto, el secreto para tener plantas colgantes envidiables es poner varios ejemplares en la misma maceta para que luzcan exuberantes y llenos. Es necesario que se desborden de la maceta para obtener el efecto estético que se busca. 

Las plantas colgantes de exterior más guapas 

Buganvillas 

Las Buganvillas son las plantas trepadoras más populares en lugares templados a cálidos y durante el verano, pues las altas temperaturas son garantía de que sus brácteas llenarán de color tu jardín durante toda la temporada. Exuberante y hermosa, fácil de cuidar y mantener se convertirá en la preferida en tu jardín. Además puedes comprarlas en diferentes colores y combinarlas. 

El secreto para tener Buganvillas preciosas es cuidar la temperatura y sus raíces. Es originaria del trópico, pero es capaz de aclimatarse y tolerar temperaturas de hasta -3 C. Si está en un clima templado, florecerá durante todo el año. Has de tener mucho cuidado con sus delicadas raíces y evitar trasplantarla en la medida de lo posible para no maltratarla. Es de poco riego, así que un par de veces a la semana será suficiente, dejando secar bien el sustrato entre cada riego. Debe recibir toda la luz posible y de hecho le va muy bien con el sol directo. La luz es la que estimulará la floración. No olvides fertilizar cada 3 semanas en verano y primavera. 

Petunias 

Si quieres macetas colgantes repletas de flores, las petunias son justo lo que necesitas. Si bien su porte no es demasiado alargado, puedes crear arreglos preciosos ubicando las petunias en macetas tipo cestas con fibra que permitan plantar alrededor y en el fondo. Sus raíces poco profundas las hace perfectas para este tipo de macetas. 

Amante del sol, necesita al menos 5 horas de sol directo al día. La temperatura ideal para estas plantas oscila entre los 16 y 25° C. Debes resguardarla en el interior de casa en los meses más fríos. Riega con bastante frecuencia, cuidando no mojar sus flores. El sustrato debe tener muy buen drenaje y recuerda quitar las flores marchitas para darle espacio a otras nuevas. Abona cada dos semanas en la época de crecimiento y disfruta de sus flores de colores increíbles. 

Portulaca 

La portulaca da flores todo el verano, aman el calor y son perfectas para tener en el exterior en una maceta colgante. Es muy fácil de cuidar y poco exigente, así que le viene perfecta a las personas que no tienen mucha experiencia con las plantas y desea poner un toque de color en su jardín o terraza. Existen 2 variedades conocidas de esta planta, la portulaca grandiflora y la portulaca verdolaga. La que queda guapísima en macetas colgantes es la portulaca verdolaga, pues tiene tallos más largos y flexibles, con lo que descolgará sus ramas. 

Has de saber que la portulaca requiere poco riego, es importante dejarle secar muy bien el sustrato entre cada riego porque el exceso de agua sería fatal. Por la misma razón debes procurarle un sustrato bien drenado y usar todos los trucos para que drene a la perfección. Puedes usar un sustrato arenoso o uno indicado para cactus y suculentas. Puedes añadir un poco de abono líquido para plantas en flor cada 15 días en su riego habitual y tendrás una planta frondosa, con lindo follaje y unas flores preciosas. 

Cintas 

No sólo de flores se vive, así que los jardines también requieren plantas con un lindo follaje. La cinta es una planta genial porque es guapa y tan fácil de cuidar y reproducir que querrás tener varias y las plantarás en diversos sitios. De porte rastrero, se suelen usar para llenar espacios en el suelo bajo árboles y plantas largas, pero si la pones en una maceta colgante extenderá sus largas hojas para llenar de verde tu terraza o jardín. 

La Cinta o Mala Madre, como también se le conoce, ama la luz que le permite conservar los tonos claros en sus hojas, pero no le gusta el sol directo, asi que mejor ubicarla bajo la sombra de algunos árboles o protegida por alguna estructura o toldo. Puede sobrevivir a temperaturas de -2°C, aunque le sientan mejor las temperaturas cálidas menores a 30°C. En cuanto al riego, debe ser más o menos frecuente en verano (2 a 3 veces) y abona cada 15 días en primavera y verano. No olvides pulverizarla de vez en cuando, porque para esta lindura la humedad es fundamental. 

Planta Rosario o Senecio 

Una de mis suculentas preferidas es el Senecio Rowleyanus o planta Rosario, aunque también se le conoce como collar de perlas. Recibe este nombre porque sus hojas son prácticamente esferas que cuelgan de un delgado tallo. Es preciosa, muy llamativa y crece muy rápido; además al ser una suculenta, es muy sencillo cuidarla y reproducirla. Si la cuidas, en un santiamén tendrás ristras de perlas verdes de un metro colgando de tu maceta. 

El Senecio prefiere vivir en la semi sombra, pues el sol demasiado directo puede secarla muy rápido; aunque si no tienes más opción, puedes dejarla a pleno sol pero debes aumentar los riegos para que no se deshidrate. Como buena suculenta, debe tener un sustrato bien drenado, con algo de arena en su preparación. Riega cuando veas el sustrato bien seco, puede ser una vez a la semana pero esto depende de la temperatura. Abona en primavera con abonos orgánicos y prepárate para verla crecer en todo su esplendor.

Fucsia 

Conocida también como pendientes de la reina, destacan por sus flores preciosas que crecen hacia abajo, como unos farolillos en dos tonos de rosa. Son unos arbustos decorativos que pueden medir hasta metro y medio de altura, pero que no se desarrollará tanto en la maceta colgante. Hay muchas variedades, que se distinguen por el color de sus flores que pueden ser púrpura, rosa y rojo. 

La Fucsia requiere muchísima luz, pero evita el sol directo o por demasiadas horas. No resiste las bajas temperaturas, así que habrá que ponerla a resguardo en invierno. En cuanto al sustrato, procura que sea bien drenado y un poquito ácido. Riega de forma abundante durante la floración, manteniendo el sustrato húmedo pero no encharcado. Evita mojar las flores y no olvides fertilizar cada 2 semanas con el riego durante primavera y verano. Ya estás listo para tener las flores más guapas de las plantas colgantes de exterior. 

Potus 

El potus es la planta más noble del mundo. Se da bajo cualquier condición ambiental y crece muy rápido. Por sus hojas y ramas flexibles y alargadas queda guapísima en macetas colgantes. ¿Tienes unn patio cubierto o a donde no llegan los rayos del sol? El potus crecerá. ¿Tu jardín es tan soleado que todo lo que pones combustiona? El Potus crecerá precioso, con unas líneas de un verde más claro. Como si fuera poco, es una planta purificadora y puedes reproducirla en un santiamén. 

El único enemigo del potus es el exceso de agua, así que es mejor revisar muy bien el sustrato antes de regar. Cuida que esté bien seco y frente a las dudas, espera un día más. El riego debe ser semanal, aunque si las temperaturas son muy altas, quizá necesite un poco más. El sustrato debe tener muy buen drenaje y abona una vez al año con abono orgánico. Sólo te queda dejarlo crecer y ser feliz. 

[SKU:CM8022;CM200562]

Tillandsia 

Las plantas aéreas como la Tillandsia son la opción perfecta para quienes aman la estética prolija y limpia del minimalismo pero que necesitan plantas en su vida. Las Tillandsias son perfectas, porque no necesitan una maceta con sustrato, sino que puedes colocarlas en soportes estilizados de metal, directamente sobre las rejas o en otro tipo de arreglos colgantes. 

Como si fuera poco, su cuidado es tan sencillo que son las candidatas ideales para personas muy ocupadas o que viajan mucho. Ubica tus Tillandsias en lugares con luz indirecta, sobre todo en verano. No necesitan riego, pero debes pulverizarla de vez en cuando para que tenga niveles de humedad adecuados, sobre todo en verano.

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

5€ de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.