Vivir del aire: todo sobre las tillandsias

Sustratos, macetas, patrones de riego y no se qué más. Enfrentémoslo: hay personas a quienes lo de tener plantas les cuesta muchísimo, ya sea porque tienen un estilo de vida muy agitado o porque sencillamente no quieren lidiar con macetas, tierra y plantas. Si tienes un gato inquieto o un perro que le gusta escarbar y te has encontrado un desastre de tierra y una planta moribunda en medio del salón, sabrás a lo que me refiero. 

¿Quiere decir esto que has de resignarte a vivir con plantas horrendas de plástico? Pues no, porque las tillandsias están allí para salvar el día, llenar tu espacios de verde y estilo.

Los claveles del aire

Las tillandsias o claveles del aire, como también se les conoce, son familia de las bromelias y son una especie de plantas que viven literalmente del aire. Son epífitas, es decir se desarrollan abrazándose a otra planta, pero no son parásitas pues obtienen por si mismas todo lo que necesitan para vivir. 

La mayoría de las plantas obtienen alimento de la tierra, utilizando sus raíces para transportar el agua y los nutrientes. En cambio, las tillandsias son tan especiales que no tienen raíces, sino que absorben la humedad y las sustancias nutritivas con los tricomas, unas células modificadas para este fin que se encuentran en sus hojas. Al no necesitar un sustrato estas plantas son muy populares en el diseño de interiores. 

Hay unas 500 especias de tillandsia. Según la especie de tillandsia, puede ser una suculenta o semiuculenta. Hay unas cuantas que producen unas flores hermosas, en forma de espiga que suele aparecer en primavera y verano. Todas son nativas del continente americano y se han encontrado en desiertos, playas, bosques, montañas y ciudades. Esto es porque los claveles del aire son capaces de adaptarse a cualquier condición medioambiental.

Así que si eres un experto en exterminar todas las plantas que toca, estas son justo las que necesitas. 

Cuidando una tillandsia

Las tillandsias son un poco como los gatos, porque son plantas muy independientes que no requieren una vigilancia constante ni cuidados excesivos. No hace falta que la tengas en una maceta inmensa ni que le compres un sustrato especial. Puedes entrar a las tiendas de viveros de plantas online, buscar el arreglo que más te guste, esperar que te envíen tus plantas a domicilio y ponerlas justo donde te parezca que queden bien. Ella se adaptará a ese espacio y te ofrecerá sus colores y belleza. 

Si bien son poco exigentes, si que hay unos cuidados básicos que debes tener para que tu pequeña tillandsia se mantenga radiante y feliz. Es mucho mejor que la mantengas alejada del sol directo, sobre todo en verano. No hace falta regarla, pero deberás pulverizarla con agua  (ojalá de lluvia o mineral) una vez a la semana, hasta que veas que queda empapada. 

Hay quienes prefieren regarla por inmersión. Se toma la planta y se sumerge completa en agua (preferiblemente de lluvia o mineral) por unos minutos. Luego se sacude bien para eliminar el exceso de agua y se ubica en su terrario. Si te apetece, puedes ponerle un fertilizante líquido disuelto en el agua que pulverizarás cada 3 o 4 semanas, aunque esto no suele ser necesario. 

Por plagas y enfermedades no tendrás que preocuparte. Son especies muy resistentes pero revísalas de vez en cuando por si son atacadas por alguna cochinilla, araña o ácaro. Es muy raro, pero puede pasar. 

Decorando con Tillandsias

Estas plantas son hermosas, tienen unas líneas delicadas y elegantes, además de unos colores muy interesantes que van desde los grises más neutrales al verde más vivo. Otras tantas dan flores y casi todas crecen como una cascada. Quedan preciosas en decoraciones modernas, minimalistas o eclécticas, aunque todo dependerá del soporte que utilices. 

Una de las principales ventajas de los claveles del aire es que no requieren sustrato, sólo deben colocarse en alguna superficie a la que se puedan sostener. Esto se traduce a que puedes darle rienda suelta a tu imaginación, porque no tendrás que preocuparte por el agua del riego, la tierra o el tamaño de la maceta. Podrá crear arreglos con tillandsias donde sea.

Puedes crear arreglos con tillandsias con terrrariums de cristal sobre mesas, mostradores y escritorios. Colócalas en copas, en el centro de una fuente con velas, sobre cortezas, en espirales o donde quieras. La condición es que no queden completamente encerradas, pues requieren aire y humedad para vivir. 

Los terrariums de cristal ofrecen un aire etéreo, natural y pulido, sobre todo si se suspenden desde el techo. Puedes colgar varios, jugando con las alturas de los hilos, y crear una composición preciosa en un rincón. Al ser tan luminosos y delicados quedan perfectos en espacios reducidos. 

Si no tienes mucha experiencia con las plantas o estás buscando una especie diferente y muy fácil de cuidar, que complemente tu decoración y que no puedas matar, necesitas una tillandsia.

Entra a nuestra tienda de plantas online, estás a sólo un clic de tener a una nueva compañera de vida.
¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

10% de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.