Mejores plantas para sensación de ambiente despejado y limpio

Para mi siempre ha sido un poco complicado intentar definir el estilo que quiero imprimir a mis espacios, probablemente porque más que un tipo de decoración específica lo que me gustaría es que mi hogar transmita una sensación luminosa, limpia y agradable. Tal vez has entrado a un piso, oficina o habitación que se siente como tomar un vaso de agua helado en pleno verano: abierto, iluminado, fresco y ligero. Eso es justamente lo que quisiera alcanzar. 

Para lograrlo no hace falta casarse con un estilo decorativo particular o vivir en un lugar con un ventanal inmenso y sin muebles, sino utilizar diversos elementos para crear esta imagen. Uno de tus mayores aliados para configurar este tipo de atmósfera son las plantas, por lo que te explicaremos cuáles son las mejores plantas para crear una sensación de ambiente despejado y limpio, además cuáles son los trucos estilísticos con plantas que puedes usar para ampliar e iluminar tu hogar. 

Trucos para crear un ambiente despejado 

Si cada vez que entras a tu salón o habitación te provoca salir corriendo porque lo sientes oscuro, atiborrado de cosas y desordenado, es hora de poner manos a la obra y aplicar algunos de estos trucos para crear un espacio más organizado, abierto e iluminado. 

Mueve los muebles 

Comienza replanteando la posición de los muebles que tienes en el espacio. No temas eliminar o cambiar de habitación aquellos que están de más. Un exceso de mobiliario puede recargar visualmente el espacio. Es importante reubicar aquellos muebles que puedan estar obstruyendo el flujo de luz de las ventanas. Lo mismo ocurre con las plantas. Si tienes plantas de interior altas o que cuelgas, sácalas del frente de las ventanas, es mejor ponerlas a los lados, enmarcando. Esto no sólo evita que tape la luz, sino que puede ofrecer un conjunto interesante a la vez que le permite recibir la iluminación que necesita.

Despeja las ventanas 

Despídete de las cortinas pesadas y cerradas. Limpia muy bien los cristales y deja que la luz entre a raudales. Para el tema de la privacidad tienes varias opciones: puedes optar por unas cortinas traslúcidas, que permitan el paso de luz pero que bloquee la vista o puedes instalar papel adhesivo esmerilado en los cristales de las ventanas. Esto elimina la visibilidad, e incluso puede crear un efecto interesante cuando lo atraviesa la luz. Este papel se puede quitar y poner sin dañar los cristales. 

Recuerda poner las plantas enmarcando la ventana o bajo esta, nunca atravesadas. Si vas a ubicar una planta a un lado, considera poner una igual o con porte similar del otro lado, para mantener la simetría. Las jardineras bajas, ubicadas en la parte inferior de la ventana, con plantas colgantes, suculentas u otras especies bajas son otra opción interesante. 

Utiliza espejos 

Los espejos son una herramienta magnífica para que la luz rebote e inunde los espacios, además los agranda visualmente. Si las paredes son grandes, puedes poner espejos de diferentes tamaños y marcos para crear un efecto ecléctico. Un espejo al final de un pasillo lo hará lucir más espacioso. Puedes colocar un espejo sobre una repisa o consola y ubicar frente a este una maceta con una orquídea guapísima o un arreglo de suculentas. No le temas a los colores metálicos u objetos de metal, estos también tienen la capacidad de reflejar la luz así que puedes incorporar estos acabados en los maceteros y floreros. 

Despeja los tramos de muebles 

En los salones es típico tener un mueble con tramos o una biblioteca, son bien prácticos y quedan bien. Evita ponerlos a tope con libros u objetos decorativos varios. Es preferible que dejes algo de espacio libre en los tramos. Exponer tantos objetos abigarrados roba espacio visual y da la impresión de que el lugar está atestado y te falta lugar.

Prefiere poner una pequeña planta colgante, un potos por ejemplo, en una maceta y deja esa sección libre. Combina algunos libros con un objeto decorativo, dejando algún espacio vacío o con un pequeño objeto. Esto funciona como un silencio visual, espacios para relajar la vista. 

Escoge muy bien tus colores 

Si vives en un piso pequeño, por favor no pintes las paredes con tonos demasiado profundos. Si que son hermosos pero van a robar luz y espacio visual. Yo se que puede parecer aburrido, pero cuando el lugar es bien reducido, la mejor opción es el blanco (o un tono muy claro) y aprovechar los objetos decorativos para darle color al espacio. Escoge una paleta de colores y apégate a ella, esto no sólo ofrece cohesión al espacio sino que mantendrás un ambiente delicado y elegante. 

Yo prefiero usar un solo color en diferentes tonos y profundidades, combinarlo con blanco y añadir detalles en un tono vibrante para dar interés. Por ejemplo, puedes usar un esquema de color basado en el azul y toques de rojo o naranja. Aprovecha las plantas y sus flores para agregar toques inesperados de color, además de romper con el esquema monocromático de forma natural.

Incorpora la terraza o balcón

Si el clima o la estación lo permiten, abre las ventanas de la terraza o el balcón de par en par e incorpóralas al espacio adyacente, sobre todo cuando recibas personas en casa. Si no es una opción, ya sea por el ruido o el clima, puedes incorporarla a nivel visual. Evita el uso de cortinas pesadas, coloca algo de mobiliario simple, una mesilla y una silla por ejemplo, y ubica estratégicamente las plantas que puedan vivir en exteriores. Deja las más altas y frondosas para los lados, enmarcando el espacio e incluso ofreciendo algo de privacidad con los vecinos de los lados y para evitar obstruir la entrada de luz. 

Juega con los niveles 

Un error muy común que cometemos al decorar un espacio es colocar todo a un mismo nivel. Por ejemplo, ponemos una colección de suculentas sobre una mesa o varias macetas en el suelo, una al lado de la otra. Observa tu espacio y revisa si el mobiliario, plantas y decoración están más o menos a la misma altura. De ser así, estás congestionando tu línea visual. Necesitas aprender a jugar con los niveles. 

Puedes adquirir mesillas de diferentes alturas para ubicar tu colección de plantas, por ejemplo. Usar plantas colgantes es una forma genial de añadir altura visual, aprovechar el espacio y crear variaciones. Cambia la ubicación de los cuadros, plantas, muebles y otros objetos. Hay muebles, como los sofás, que puedes transformar eliminando o cambiando las patas. Instala repisas, no temas apropiarte de todo el espacio en todas sus dimensiones.

Purifica el ambiente con plantas 

Una vez te has ocupado del aspecto visual, puedes aprovechar las propiedades purificadoras de las plantas para crear un ambiente rico en oxígeno, despejado y más agradable para tus vías respiratorias. Unas cuantas plantas purificadoras pueden mejorar tus niveles de concentración, mantener la humedad de tu piel y alegrarte con sus colores y presencia. 

Aunque no lo creas, el aire que respiramos dentro de casa no es tan limpio como creemos, pues estamos rodeados de objetos elaborados en materiales sintéticos que pueden liberar compuestos orgánicos volátiles, que al acumularse a largo plazo pueden producir problemas de salud, incluyendo cáncer. Algunos de estos compuestos nocivos son el benceno, xileno, tolueno, tricloroetileno, dióxido de carbono y formaldehído, entre otros. 

Objetos de plástico, pinturas, barnices, disolventes, ambientadores, algunos pegamentos usados en la elaboración de maderas aglomeradas, PVC, productos de limpieza, entre otros, son los culpables de estos compuestos volátiles que absorbemos a diario. Pero no estamos solos, pues hay plantas que son capaces de absorber, procesar y eliminar todos estos contaminantes de forma natural. Toma nota de las más eficientes, además casi todas son muy fáciles de cuidar. 

- Lirio de la paz

Esta planta tiene unas hojas verdes guapísimas y produce una flor blanca hermosa. El espatifilo, como también se le conoce, es una planta de muy bajo mantenimiento que prefiere la luz indirecta y altos niveles de humedad. Tiene un porte bien elegante y queda guapísima en ambientes minimalistas. 

- Potus

Los potus son casi inmortales y si bien prefieren la luz indirecta, puede adaptarse a casi cualqueir condición lumínica. Requiere poco riego y tiende a crecer hacia abajo, por lo que puedes ponerla en macetas colgantes o suspenderla de escritorios, bibliotecas y otros muebles altos. Es una purificadora potente, elimina el formaldehído, xileno y benceno. ¿Otro punto positivo? Se reproduce con facilidad y puede vivir en agua. Quedará bellísimo en un recipiente de cristal, que además dejará pasar la luz y lucirá muy elegante.

- Planta serpiente

La Sansevieria o Lengua de suegra es una planta increíble. Siempre he dicho que si pudiera, se regaría a sí misma porque es tan resiliente y épica que puede vivir en condiciones extremas. Amo sus líneas simples, elegantes y alargadas, con lo que viene genial para añadir algo de altura visual al espacio, de hecho, yo recomiendo comprarla en pares para aprovechar su tamaño y armonía para crear espacios simétricos.

La Planta Serpiente no sólo es una guerrera invencible, sino que tiene la capacidad increíble de absorber dióxido de carbono en la noche y producir oxígeno, así que va muy bien en las habitaciones. Como si fuera poco, elimina el benceno, tolueno, xileno, formaldehído y tricloroetileno. ¿Quieres más? Hay muchas variedades, con distintos colores y tamaños. 

- Planta Araña

Esta planta es fantástica para llenar espacios en la parte inferior de macetas o jardineras con plantas muy altas, pero también quedan monísimas en cestas colgantes, por su porte alargado. Elimina de forma muy eficiente toxinas, incluyendo xileno y monóxido de carbono. Tolera bien la poca luz y el frío, requieren poco riego y además se reproducen con mucha facilidad, pues lanzan sus hijos hacia afuera con un tallo largo. Otro aspecto genial es que es segura para mascotas y niños. 

- Tronco de Brasil

El tronco de Brasil o Dracaena fragans es un pequeño arbusto perenne con un porte elevado y elegante. Te encantará su tronco anillado, decorado con hojas colgantes de tonos verde y amarillo. Fácil de cuidar, son unas máquinas purificadoras que absorberán todo el tricloroetileno y el xileno que pueda tener el ambiente. Es muy fácil de cuidar, agradecida y feliz, crecerá perfecta sin verse demasiado desordenada o frondosa. 

- Zamioculcas

Conocidas también como plantas cuervo, tiene un estilo fantástico con sus tallos alargados y las hojas verdes y brillantes dispuestas a lo largo de estos. Requiere muy poco mantenimiento siempre y cuando tenga luz indirecta. Si eres de los que olvida regar, esta planta purificadora te viene muy bien porque requiere poca agua y crece mejor en sustrato que se ha dejado secar un poco. Absorbe un montón de compuestos orgánicos volátiles. 

- Alocasia oreja de elefante

Si quieres una planta purificadora un poco más exuberante, la Alocasia tiene que estar en tu lista. Tiene unas hojas grandes al extremo de tallos largos y delicados. Prefiere la luz indirecta, ambientes húmedos y riego semanal. Una vez la ubiques en el lugar ideal para ella, la verás crecer feliz y radiante. Esta es otra máquina purificadora, que devorará esas toxinas del ambiente. 

- Hiedra inglesa

Esta es una planta que se usa como trepadora, pero puedes dejarla colgar de su maceta o jardinera o colocar un tutor para que se trepe. Te fascinará con la forma lobulada de sus hojas y su color verde vibrante. También puede plantarse como una rastrera, para cubrir el suelo de las jardineras. Reduce el formaldehído, tricloroetileno y benceno del ambiente. 

- Árbol de Caucho

El Ficus Robusta elimina el formaldehído del aire. Se recomienda para eliminar las sustancias que quedan de los productos adhesivos en el aire. Prefieren ambientes luminosos pero nunca con sol directo. Aún cuando es exuberante nunca luce desordenada, sino que tiene un porte elegante y delicado. Es muy fácil de cuidar, no hace falta pulverizarla y hará maravillas por los niveles de humedad de tu hogar. Con una maceta con personaldiad, lograrás explorar todo su potencial y convertirla en el punto focal de tu decoración.  

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

5€ de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.