s>

Pequeñas pero poderosas: plantas pequeñas para todos tus espacios

Uno de los grandes males de nuestra generación es que hacemos vida en espacios reducidos, por no decir que minúsculos, sobre todo en las grandes ciudades. Desde pisos monoambiente hasta cubículos de oficina. Esto nos ha hecho reevaluar todas nuestras decisiones decorativas y estilísticas, mira que ya no nos da para poner una gran fuente zen o para un sofá modular de 6 plazas. Pero esto no quiere decir que debas resignarte a vivir en una celda gris e hiper-minimalista, pues siempre puedes decorar con plantas pequeñas. 

Un grupo de plantas bien ubicadas serán suficientes para dar vida y color a tu hogar y oficina. ¿La mejor parte? No tendrás que gastarte una fortuna y podrás aprovechar otros beneficios que traen consigo. Te contamos qué plantas puedes adquirir según las condiciones de tu espacio y tu estilo de vida. 

¿Por qué tener plantas pequeñas en casa? 

Te hacen feliz

Donde ves una planta, sabes que hay vida, que hay esperanza. Las plantas son seres vivos, están en constante crecimiento y desarrollo, con ciclos propios y hasta floraciones. Más que un elemento decorativo estático se convierten en elementos que pueden otorgar color y vitalidad a tus espacios. Hay algo en el verde de las plantitas que, independientemente del tamaño, hace que los humanos sientan emociones positivas, como lo demuestran varios estudios científicos

Mejoran el aire

Hay plantas purificadoras, que toman las partículas nocivas del ambiente y las procesan; mientras que otras se encargan de mejorar los niveles de humedad ambiental. Si el espacio es pequeño, entonces el efecto positivo de este tipo de plantas será mucho más potente. 

Combaten la fatiga y el estrés

Cuidar de una planta te da un sentido de propósito que resulta muy satisfactorio. Por otra parte, nuestro cerebro primitivo aún relaciona el verde de las plantas con una sensación de calma y tranquilidad; mientras que trabajar con tu planta (regar, podar y hasta trasplantar) es una tarea relajante, que reduce los niveles de estrés y baja la presión sanguínea. Ninguna lámpara o escultura puede hacer tanto por ti. 

Son baratas y caben en cualquier parte

Como ya sabrás existen cientos de especies de plantas de interior, de diferentes tamaños y exigencias; así que de seguro encontrarás una que quepa en ese cubículo 2x2 al que llamas oficina y en el que a duras penas entra un escritorio. Las plantas pequeñas son preciosas y suelen tener muy buen precio, así que podrás decorar tus espacios sin tener que dejarte una pequeña fortuna. Puedes comenzar a buscar a tu próxima mejor amiga verde usando nuestro buscador inteligente. 

Escoge tu planta pequeña y poderosa

  • Poto

Esta es perfecta si te inicias en el mundo de las plantas o si eres experto asesinándolas. Es muy fácil de cuidar, resiste el uso y el abuso, se adapta casi a cualquier condición de iluminación y puedes colocarla en cualquier superficie. De hecho, podrías aprovechar una estantería y dejar que crezca hacia abajo como una cascada. Es un lindo efecto y no ocupa mucho espacio, además no tienes que regarla demasiado. Como si fuera poco, es muy fácil de reproducir así que podrás regalarle esquejes a tus amigos. 

  • Cactus

Los cactus son de mis favoritas, porque tienen unas formas geométricas muy interesantes, pueden crecer en macetas pequeñas (puedes ponerte creativo con esto. He plantado cactus en tazas de té que se han roto y quedan bellísimas) y prácticamente no requieren cuidado. Hay que regarlas muy poco y no hace falta abonarlas con frecuencia, sólo requieren espacios con buena iluminación. Como son tan pequeña, son perfectas para amortizar el espacio vertical: aprovecha estanterías y repisas para ponerlas. Por ejemplo, tienes este set circular listo para colgar. 

 

  • Planta china del dinero

Si quieres atraer la prosperidad sin llenar tu espacio con amuletos decorativos que ocupen mucho espacio, la pilea será tu compañera perfecta. Se adapta a cualquier tipo de ambiente, incluso aquellos a los que llega poca luz. Debes regarla un par de veces a la semana y pulverizar de vez en cuando sus hojas para mantener su humedad. Se reproduce fácil y no crecerá más de 30 centímetros de altura. 

 

 

  • Helecho culantrillo 

Este helecho es fabuloso porque tiene propiedades purificadoras, así que  no solo decorará tu espacios con sus hojitas rizadas y menudas, sino que aportará humedad y frescura a tu hogar. Le gusta la humedad, así que quedará perfecta en el baño o en cualquier lugar con luz indirecta suave. Debes regarla un par de veces a la semana y replantar si ves que ha crecido mucho para su maceta. También puedes colgarla y queda preciosa. 

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora...
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.