Cómo multiplicar tus plantas

Existen muchos tipos de plantas que se reproducen por esquejes. Gracias a este sistema podrás multiplicar tus plantas preferidas muy fácilmente. Hoy queremos ofrecerte información útil acerca de las especies de árboles, arbustos y plantas que puedes reproducir a partir de un pequeño fragmento de la planta madre.

¿Que es la reproducción de las plantas por esquejes?

Llamamos esquejesa un trozo del tallo, hojas o raíz d la planta que se pone a enraizar para conseguir un nuevo ejemplar. Aunque las plantas se multiplican sexualmente a través de sus semillas, es posible reproducir algunas variedades mediante este sistema, es decir, cortando una parte de la planta para obtener un nuevo ejemplar de idénticas características.

El trasplante por esquejes es un sistema de reproducción muy habitual ya que además de resultar muy sencillo, es eficaz en casi todo tipo de variedades. El trozo separado de la planta, trasplantado a un nuevo tiesto, producirá nuevas raíces que darán lugar a una nueva planta. Cada tipo de planta, requiere un tipo de esquejado particular:

Plantas de interior

Reproducir las plantas de interior a través de esquejes es una práctica bastante común. Tan solo hay que tener un utensilio de corte adecuado, usar compost reciente y agua de riego. Los esquejes deberán mantenerse con un adecuado nivel de humedad.

La nueva planta se puede colocar en sustrato o bien en un recipiente con agua. Ambos métodos son correctos y para comprobar su efectividad, solo hay que esperar para ver cuál de ellos nos “funciona” mejor.

  • Brotes

Ciertas especies de plantas de interior producen nuevos brotes visibles, que podremos utilizar para conseguir una nueva planta. Para plantarlo en un nuevo tiesto, el brote se debe cortar procurando obtener la mayor cantidad posible de raíces. Algunas variedades que se reproducen mediante este sistema son el áloe vera, algunos tipos de bromelias o los claveles de aire.

  • Hijuelos

Otras variedades, por ejemplo, las cintas, producen en los extremos de sus tallos de flor, unas mini plantas, similares a la planta madre. Simplemente hay que cortarlas, replantarlas en un tiesto con sustrato adecuado y al poco tiempo, la pequeña planta habrá echado raíces.

  • Esquejes de tallo

Obtener nuevas plantas a partir de un esqueje de tallo es muy fácil. Solo hay que cortar un fragmento del tronco de unos 10-15 centímetros de largo, e introducirlo en un nuevo tiesto con sustrato humedecido. Si el tallo a trasplantar es de suculenta o de cactus, conviene dejarlo al aire durante dos o tres horas antes de introducirlo en la tierra.

  • Esquejes de hoja

Otras plantas como el áloe vera, pueden replicarse a partir de una de sus hojas. Solo tienes que separar una hoja, trocearla y plantar los fragmentos en un sustrato ligeramente humedecido. Deben quedar fuera del tiesto 2/3 de la hoja para que ésta pueda seguir haciendo la fotosíntesis. Se debe mantener el tiesto con los trozos de las hojas en un sitio soleado, procurando que la tierra del tiesto mantenga su nivel de humedad. La mayoría de suculentas pueden multiplicarse de esta forma.

Arbustos y árboles

Multitud de árboles y arbustos se pueden replicar a partir de esquejes de la planta original. En los de hoja perenne, lo mejor es sacar los esquejes de los extremos o de las ramas más recientes.

Los árboles se pueden reproducir mediante esquejes de tres tipos:

Esquejes leñosos

  • Árboles de hoja caduca

Los esquejes leñosos se utilizan sobre todo para árboles de hoja caduca aunque también para muchas variedades de hoja perenne.

Las pequeñas ramitas leñosas se cortan principalmente durante los meses de frío, que es cuando los caducos no tienen hojas.

Las ramas para esqueje deberán tener al menos un año. En el caso de los olivos o higueras, es preferible de tengan al menos dos años o más.

Trocea las ramas. La longitud de las mismas dependerá del tipo de árbol, aunque por lo general, el tamaño de las estacas suele ser de 20 a 40 centímetros.

Secciona las ramas, por la parte inferior, debajo de alguna yema o parte nudosa. En el otro extremo, realiza el corte a una distancia de entre 1 y 2 centímetros de otra zona nudosa.

  • Árboles de hoja perenne

Para obtener esquejes de árboles de hoja caduca deberás quitar las hojas de la parte más inferior, dejando tan solo varias hojas en el extremo. A continuación, puedes plantar estos esquejes:

  1. En exterior: En la tierra, al aire libre.
  2. En interior: En recipientes, ya que de esta forma agarran mejor que directamente en la tierra.
En exterior

En zonas con climas de tipo mediterráneo, con temperaturas cálidas o templadas, se pueden plantar los esquejes directamente en exterior. Para facilitar el agarre, conviene labrar bien la tierra, a fin de airearla y esponjarla. A continuación, añade una capa de mantillo.

En zonas de climas fríos, deberás guardar los esquejes o estacas en la nevera, en una envoltura plástica para plantarlos en primavera.

Al guardar las estacas, procura marcar la parte de la base, es decir, la que irá enterrada. Puedes hacer un pequeño corte, rodear con un cordel, etc. Una buena solución es mojar la base en cera, que además servirá para sellarla y mantener la humedad con la que favorecer el posterior enraizamiento.

Para favorecer la producción de raíces, conviene rociar la base del esqueje con un preparado de hormonas de enraizamiento, de venta en establecimientos especializados.

En interior

Esquejar a cubierto es la forma más habitual de hacerlo. Para ello se utilizan tiestos, planchas o recipientes similares para colocar los esquejes a cubierto.

Se utiliza un sustrato a base de turba y arena, al que se añaden las hormonas de enraizamiento.

Al cabo del otoño siguiente estos esquejes ya con raíz se plantan en tiestos individuales y allí quedarán hasta que se vuelvan a plantar en su ubicación definitiva.

Esquejes semileñosos

Muy utilizado sobre todo en arbustos, aunque también es apto para árboles.

La mejor época para este tipo de esquejes en durante los meses más cálidos, de principios de primavera a principios de otoño.

Cortar pequeñas estacas de una longitud aproximada de unos 15 c, que contengan algunos nudos.

El corte inferior deberá hacerse justo por debajo de una zona nudosa.

Eliminar las hojas más inferiores y dejar tan solo unas cuantas en la punta.

Rociar la base del esqueje con hormonas de enraizamiento para estimular el enraizado.

Colocar una preparación de mantillo o turba, con arenal al 50% en unos tiestos, bandejas u otros recipientes similares.

Enterrar la parte inferior de los esquejes en el sustrato y apretarlos bien.

Colocar el recipiente con el esqueje en un sitio alejado del sol directo y de las corrientes de aire, procurando mantener el sustrato húmedo de forma constante.

Cubre el recipiente con una bolsa plástica, frascos de vidrio, etc, para hacer una especie de mini invernaderos. Ventila de vez en cuando para evitar el exceso de condensación. La temperatura ambiental deberá ser de unos 20º.

En unos 15 días, los esquejes habrán producido raíces con lo cual, tu nueva planta estará lista para su colocación definitiva.

Esquejes de raíz

Se toman durante los meses de otoño y primavera. Tan solo hay que cortar algunos trozos de raíz del diámetro de un lápiz y 5 cm de longitud, y clavarlas en el suelo de forma vertical. Este tipo de esquejes es adecuado para muchos tipos de árboles, entre ellos, el olivo, la higuera, el chopo o el manzano.

Plantas de tallo blando o acuoso

Las plantas de tronco blando son quizás, las más fáciles de reproducir mediante esqujes. Tan solo tienes que cortar una parte de la planta, eliminar las hojas de la parte más inferior, e introducir el tallo en agua.

Cambiar el agua a diario para evitar que el tallo se pudra. Al cabo de unos días, el esqueje habrá enraizado.

Una vez obtenidas las raíces, solo tendrás que colocar la nueva planta en un tiesto adecuado, con sustrato y arena hasta que agarre bien. Cada tipo de planta tarda un tiempo diferente en arraigar.

La reproducción por esquejes es una excelente forma de multiplicar tus plantas. Recuerda que no siempre tendrás garantizado el éxito al 100%, pero con un poco de práctica y algo de paciencia, podrás disfrutar sin límites de tus especies favoritas.
¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Yvonne Briones

Hay algo que las plantas y la creación de contenido tienen en común: la geometría natural. Me encanta crear el contenido visual y manejar las campañas de Be.Green.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

10% de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.