¿Todas las plantas producen semillas?

Todos en algún momento, ya sea motivados por la curiosidad o por alguna asignación escolar, hemos germinado alguna semilla, incluso frijoles. Es una cosa increíble ver cómo de algo tan pequeño puede surgir una planta que crecerá y desarrollará para convertirse en una adulta capaz de producir frutos, flores y semillas.

Pero no todas las plantas siguen este ciclo para reproducirse, pues dependiendo de su especie tienen a disposición otros medios. Aunque no lo creas, no todas las plantas producen semillas. 

Flores y abejas: Cómo se reproducen las plantas

Las plantas son seres vivos complejos, con una gran variedad de características particulares según su especie y formas de reproducción, pero por efectos prácticos vamos a resumir en dos: sexual y asexual.

  • La reproducción sexual involucra plantas masculinas y femeninas. El polen que está en los estambres de las plantas masculinas es transportado por diversos medios (en las patitas de las abejas, en el viento, o con ayuda de insectos o aves) al interior de las flores, que son órganos reproductivos femeninos, donde se producirán las semillas. Dependiendo de la especie de planta, estas semillas se pueden formar en semanas, meses o años. Hay algunas que se forman dentro de frutos, como ocurre con el aguacate, duraznos y manzanas, por ejemplo. 
  • En la reproducción asexual o vegetativa no hace falta la polinización. La planta nueva se forma por mitosis celular y las nuevas plantas son copias exactas de su progenitor.  Es típica de plantas no vasculares y puede ocurrir por esporas, bulbos o por la acción humana, que toma porciones de esta planta y hace la multiplicación vegetativa. 

Un ejemplo clásico de plantas con reproducción asexual son los helechos. Si tomas una fronda de un Helecho de Boston podrás ver pequeños puntitos de color café que parecen semillas, pero que en realidad son las esporas de la planta, que no requieren polinización para poder convertirse en nuevas plantas.

¿Es posible reproducir una planta sin semilla?

Casi todas las plantas de interior pueden reproducirse sin necesidad de semilla, aún cuando tengan la capacidad para hacerlo. Por ejemplo, la Sansevieria en su hábitat natural produce unas flores de color blanco, rosa o rojas e incluso frutos. En interiores es difícil que desarrollen flores (y toma algo de tiempo) por lo que es más común reproducirla usando esquejes de hojas. Esto aplica para la mayoría de las suculentas. 

Los esquejes son otro atajo para reproducir tus plantas sin tener que esperar a que broten las semillas. Es mucho más sencillo y rápido hacer que un esqueje de una planta sana desarrolle raíces y se convierta en una planta nueva. Siempre y cuando tengan las condiciones adecuadas de sustrato, riego e iluminación podrás crear plantas nuevas con cortes hechos a tus otras plantas. Si tienes un poto o una pilea, puedes intentarlo con un pequeño corte. Estas plantas se reproducen sin mucho drama y podrás regalarle plantitas bebés a tus amigos, de hecho se considera de buena suerte y que atrae la prosperidad. 

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

10% de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.

0 producto Tu carrito

Tu carrito está vacío.