Combatir y erradicar: guía de repelentes e insecticidas caseros

Si hay alguna angustia que no puedo desearle ni a mi peor enemigo es la de ver tu plantitas amadas siendo atacada por las hordas enfurecidas de las plagas, bichos y enfermedades. Si no aprendes a tratar estos problemas tan comunes con rapidez, puedes acabar viendo a tus plantas languidecer. Pero no te preocupes, que es posible crear tus propios repelentes e insecticidas caseros para proteger a tus consentidas de los ataques indeseados. 

View this post on Instagram

5 consejos básicos para todo tipo de plantas

A post shared by Be.Green (@be.green.plants) on

Identificando las plagas 

Uno de lo hábitos más provechosos cuando tienes plantas es la observación. Dedica unos minutos al día para ver tus plantas, si puedes toca sus hojas y familiarizate con su aspecto. Yo suelo hacerlo en las mañanas mientras tomo café y es que esta observación constante te permitirá notar de inmediato cualqueir cambio o alteración en la planta que puede delatar la presencia de bichos. 

Debes estar atento a cambios en la coloración de las hojas, si tienen huecos, si están rotas, si se han caído o si la planta luce triste o apagada.

Ante cualquier cambio revisa bien de cerca, busca en los tallos, el envés y los resquicios de las hojas, finalmente en el sustrato. Revisa si ves insectos mínimos caminando por la tierra o los tallos, si hay otros volando, puntos o adhesiones. Todo esto son síntomas de plagas y enfermedades. Es hora de ponerse manos a la obra. 

Recetas para eliminar bichos e insectos de las plantas 

1. Repelente natural con cáscaras de huevo

Las cáscaras de huevo son ricas en carbonato de calcio y si bien pueden usarse como fertilizante, si las dejas secar y mueles muy bien con un procesador de alimentos o un mortero, puedes utilizarlas como un repelente de insectos como babosas y caracoles. Sólo debes esparcirla formando un círculo alrededor de la planta que debes proteger. 

2. Insecticida casero de cebolla

Toma un par de cebollas y licúalas con un poco de agua. Diluye en agua y deja la mezcla en una botella durante toda una noche. Pasa por un colador para eliminar las fibras y utiliza con un aspersor sobre tus plantas. Este insecticida está indicado para combatir las plagas de arañas rojas, pulgones y moscas blancas. 

3. Insecticida casero con ajo

El fuerte olor del ajo es fantástico para ahuyentar insectos (y vampiros). Prepararlo es sencillo. Sólo debes mezclar en la licuadora una cabeza de ajo, un par de clavos de olor y medio litro de agua. Coloca en una botella de vidrio y deja reposar 24 horas. Disuelve esta mezcla en 3 litros de agua y vaporiza directamente sobre tus plantas. Es ideal para eliminar el molesto pulgón.

4. Agua oxigenada como fungicida para plantas 

El agua oxigenada puede contribuir a que las raíces de las plantas absorban de forma más eficiente los nutrientes del suelo, gracias a ese extra de oxígeno que tiene. Pero lo más importante es que tiene propiedades bactericidas y fungicidas, por lo que es una opción ecológica perfecta para eliminar los hongos y plagas. Sólo debes mezclar 2 cucharaditas de agua oxigenada en medio litro de agua y usarlo directamente sobre el suelo de la planta, evitando regar el follaje. Puede ser muy útil en casos de pudrición de raíces leves. 

5. Usos del vinagre como insecticida para plantas

El vinagre es mágico. Puedes usarlo para limpiar, eliminar olores, darle vida tu cabello y también como fertilizante y repelente para tus plantas. Es recomendable usar vinagre de sidra de manzana, pero cualquier otro podría funcionar. 

Para mejorar la condición del PH del suelo y estimular la absorción del hierro, sobre todo en plantas acidofílicas, puedes usar una taza de vinagre en 3 litros de agua para regar las plantas.

Si lo que quieres es usar vinagre como repelente de hormigas, rocíalo directamente en el hormiguero sin diluir. Para eliminar malas hierbas, también puedes usarlo directamente sin diluir. Para aprovechar sus propiedades repelentes y fertilizantes en plantas de maceta, disuelve 2 cucharadas en 3 litros de agua y rocía la planta con esta mezcla. 

6. Repelente casero con aceite vegetal

La mezcla de 2 partes de aceite vegetal con ½ parte de jabón líquido (puede ser lava platos) es un repelente fantástico para combatir las plagas de cochinillas, pulgones, ácaros y orugas. Rocía tus plantas con esta mezcla, prefiere hacerlo cuando no haya mucho sol (al final de la tarde o muy temprano en la mañana) para evitar que afecte las hojas de la planta. 

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

10% de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.