Cómo crear tu espacio verde en 5 fáciles pasos

Cómo crear tu espacio verde en 5 fáciles pasos

¿Tienes un rincón en casa que no sabes cómo decorar? ¿sueñas con tener un rincón en el que puedas tomar fotos de ensueño para tus redes sociales? ¿Le falta color a tu vida? Pues la respuesta a todas estas inquietudes es simple: necesitas crear un espacio verde. Antes de que corras a Be.Green a comprar todas las plantas que te pida tu corazón, te enseñaremos las claves para crear un espacio verde en pocos pasos.

La idea de tener un rincón en casa donde las plantas son las protagonistas se ha convertido en una verdadera tendencia sobre todo en estos tiempos convulsos, basta buscar en Instagram el hashtag #jungalow para que encuentres miles de fotografías para inspirarte. Las razones para crear tu pedacito de jungla urbana son múltiples: desde tener un espacio estéticamente placentero, un lugar para desestresarte o un refugio dentro de casa; pero todo apunta al efecto reconfortante que provee estar en contacto con la naturaleza.  

¿Por dónde empiezo?

  • Locación, locación, locación:

El primer paso es decidir donde vas a ubicar tu espacio verde, si tienes para escoger prefiere un lugar con mucha luz, pero si no es posible, no hay problema. Luego va a tomar nota de características como iluminación, temperatura, si hay ventanas, si hay corrientes de aire, si está cerca del aire acondicionado o de la calefacción; el tamaño del espacio (mucho mejor si lo mides). 

Toma en consideración también tu estilo de vida, si eres de los que salen de viaje con frecuencia, si eres olvidadizo, si tienes mascota, entre otros detalles. Estas características son las que te permitirán elegir las plantas adecuadas, que no morirán en poco tiempo sólo por no poderse adaptar al ambiente.

  • En la variedad está el gusto:

Ya tienes todo lo que necesitas saber sobre el espacio, así que puedes entrar en nuestra tienda y usar el buscador inteligente para encontrar las plantas que se adaptan a las condiciones ambientales de tu rincón. Puedes escoger por características como  nivel de cuidado, iluminación, tamaño y propiedades, como si es apta para tu mascota. 

Mi recomendación es que compres plantas en números impares, pues suelen verse mucho mejor. Busca plantas que sean fáciles de cuidar, para que no te frustres y te acostumbres a cuidarlas. También es muy recomendable adquirir plantas de diferentes alturas. Esto le dará dimensión al espacio. 

Por ejemplo, puedes adquirir una Palma de Kentia (alta), una Alocasia amazónica (mediana) y un Aloe Salvaje (pequeña).Al ser de alturas diversas podrás ubicarlas en el suelo o sobre algunos muebles y los colores de sus hojas son variados, así que se verá impactante. Si tu estilo es más minimalista, puedes adquirir una Sanseviera, una Alocasia oreja de elefante y un ficus robusta, que tienen líneas más simples y te permitirán jugar con las dimensiones.

  • En grupo mejor:
Uno de los secretos para crear un espacio verde que no se transforme en un rincón vacío en pocas semanas reside en escoger las plantas adecuadas y mantenerlas agrupadas. Las plantas, aún cuando pueden ser de diferentes especies, deberían exigir cuidados similares. Esto te permitirá establecer patrones de riego y cuidados comunes, así que invertirás menos tiempo cuidándolas y tratando de adaptarte a sus necesidades. 

Podrías juntar una Drácena Limón, una Monstera y una palmera de Kentia, que requieren luz indirecta, riego moderado y niveles de humedad normal. Además se verán guapísimas, pues te darán una atmósfera pletórica, con sus frondosas hojas y altura imponente. Perfectas para un salón muy veraniego. 

Tener plantas juntas no sólo te ofrece un impacto visual inmediato, sino que además crea un micro-clima particular que permitirá que se mantengan en equilibrio las condiciones ambientales y de humedad, lo que resulta muy beneficioso para tus plantas. Además, tenerlas agrupadas ofrece esta sensación de naturaleza exuberante, de verde y frescura. 

  • Personaliza tu rincón

Cada lugar tiene sus propias características, su propia magia y tú debes encontrarlo. Si compraste tus plantas con Be Green, en 24 horas ya deben estar en la puerta de tu casa y podrás dedicarte a mi parte preferida: personalizar el espacio. Puedes utilizar macetas decorativas de diferentes texturas, colores y materiales, también puede poner mesillas, una silla para sentarte a leer o a tomar una taza de café. 

Utiliza libro, velas aromáticas, tapetes y cualquier otra cosa que se te ocurra. Este es el momento de dejar volar tu creatividad y apropiarte del lugar dejando tu huella, mostrando lo que te gusta y te hace feliz. Recuerda que el espacio verde es un lugar armónico, donde vas a recargarte de buenas vibras y con el poder de la naturaleza. 

  • Herramientas y accesorios

Este último paso es opcional, pero me gusta que estas pequeñas herramientas de uso cotidiano se integren al rincón verde. Un lindo pulverizador de tu color preferido, una regadera guapa y elegante, tal vez un kit de tijeras y palitas, que necesitarás en el transcurso del tiempo para cuidar de tus plantas. Tener herramientas lindas te motiva también a poner siempre atención a las necesidades de tus amiguitas verdes. 

Accesorios como repisas, mesillas y macetas colgantes o con altura también pueden ser muy útiles a la hora de aprovechar el espacio y hacerlo más eficiente. Esta parte puede irse adquiriendo y transformando con el tiempo, a medida que incorpores más plantas a tu pequeño oasis de bienestar.

Te aseguro que el espacio verde se convertirá en tu lugar preferido. Si creas el tuyo, toma una fotografía y etiquétanos en las redes sociales, ¡nos encantaría verlo!
¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

5€ de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.