Cómo eliminar la mosca del sustrato

El verano es esa temporada en la que nos ponemos buen atentos a las plagas, incluso hacemos cosas para prevenirlos porque esta es la temporada perfecta para que los insectos se reproduzcan felices. Como consecuencia es típico bajar la guardia cuando comienzan a bajar las temperaturas, pensando que estamos a salvo, pero esta es una falsa sensación de seguridad pues es el ambiente perfecto para la reproducción de la temida mosca del sustrato.

Si tu planta luce decaída y la circundan un montón de bichitos voladores, es muy posible que estés sufriendo con una de las plagas más comunes y pesadas: la mosca negra, del sustrato o mosca de los hongos. No te preocupes, que hoy aprenderás a identificarla, conocer el daño que hace a tus plantas y lo más importante: cómo eliminarla. 

¿Qué es la mosca del sustrato?

La primera vez que vi uno de estos bichos pensé que la planta estaba siendo extrañamente rodeada de mosquitos, y es que las esciáridas (Sciridae) apenas miden entre 2 a 4 mm, son de color gris oscuro o negro, con unas patas bien alargadas y a simple vista parecen estos insectos aunque un poco más pequeñas. Cuando son unas larvas, miden entre 4 a 5 mm y son de color traslúcido.

El problema de esta plaga no son las moscas adultas, que si bien son feas y molestas no le hacen daño a las plantas, pero sus larvas son las que representan un peligro para las plantas. Te explico: luego de que la mosca macho y la mosca hembra se juntan, la hembra deposita en el sustrato de tu planta unos 200 huevitos que eclosionan en apenas 3 días. Estas larvas de mosca pasan 3 semanas alimentándose y viviendo en el interior del sustrato, para luego convertirse en capullos y renacer como moscas aladas; que a su vez emergen al mundo y permanecen en la parte inferior de la planta alimentándose y repitiendo el ciclo.

Las larvas son voraces y pasan toda esta etapa alimentándose de las raíces y capilares de tu pobre planta. No sólo esto, sino que pueden ser portadores de virus y enfermedades para la planta y, como si fuera poco, dejan a la planta susceptible al ataque de hongos terribles como el Fusarium, Pythium o Botrytis. Al tener un ciclo de vida tan acelerado, se hace muy difícil controlar esta plaga, sobre todo si se deja pasar mucho tiempo.

Cómo saber si tu planta tiene mosca del sustrato

El primer signo delator son los pequeños mosquitos revoloteando en las hojas, porque no vuelan muy bien, son perezosas y no se alejan mucho de la planta aunque si que pueden llegar a las plantas cercanas. No te confíes de la estación, porque si bien pueden ser más comunes en otoño e invierno, pueden aparecer en cualquier época del año.

Acércate al sustrato de la planta y fíjate bien en la superficie. Remueve un poco el sustrato, mueve la maceta y observa si salen pequeñas mosquitas. Las larvas se notan si miras con detenimiento, porque si bien son transparentes, podrás notar su movimiento. Si puedes, coloca tiras adhesivas atrapa-insectos y revisa si han quedado atrapadas. No importa si tienes una o dos, actúa lo más rápido posible porque si te descuidas se pasarán a todas tus plantas y será una pesadilla combatirlas.

Cuando las larvas hacen de las suyas y se reproducen en exceso, las plantas lucirán decaídas, con hojas pálidas en las que se pegarán las mosquitas. También podrás notar 1ue la planta desarrolla infecciones fúngicas y si te demoras demasiado, morirá porque las infecciones suelen tomar las raíces.

Cómo eliminar la mosca negra

- Regula la humedad. El primer paso es el control del exceso de humedad, pues esto es fundamental para el desarrollo de esta plaga. Evita los riegos ligeros y frecuentes, prefiere riegos en profundidad (a mi me encanta regar por inmersión) y verifica que la planta drene muy bien. Dicho esto, debes dejar secar bien la superficie del sustrato entre riego y riego mientras combates la mosca negra, pues esta sequedad debilitará y frenará el ciclo de crecimiento de las larvas.

- Desinfecta las hojas y el sustrato. Si has detectado a tiempo la plaga, será bastante sencillo eliminarla. Prueba primero con los remedios naturales: aceite de Neem, aplicado en el sustrato y hojas con el agua del riego. Otra opción es usar jabón potásico en el agua de riego, que eliminaría las larvas y moscas con rapidez.

- Previene y/o frena el crecimiento de los hongos. Uno de los peores efectos de la mosca del sustrato es que facilita el crecimiento de hongos en la raíz. Para prevenir que esto ocurra o para frenar la infección conviene aplicar algún fungicida de amplio espectro.

- Elimina las moscas adultas. Las moscas no hacen daño, pero son feas y se reproducen. Puedes ponerles trampas usando una botella de plástico con vinagre, sidra y piel de cítricos. Si haces agujeros en la tapa usando un clavo caliente, la mosca entrará pero no podrá salir.

- La última opción, para plagas resistentes, es el agua oxigenada. Riega la planta con agua oxigenada para eliminar las larvas y repite el proceso cada par de días para hacerte cargo de los huevos que eclosionan. Es la opción más cuestionada, pues si bien es sencilla y económica, no elimina los huevos y además acaba con las bacterias beneficiosas del sustrato.

- Depredadores naturales. Probablemente no sea una opción para plantas de interior, pero para infestaciones de mosca de sustrato descontroladas y difíciles de combatir en jardines o grandes extensiones de terreno, es posible conseguir depredadores naturales que acaben con la plaga Un ejemplo son unos coleópteros llamados Atheta Coriaria o un gusanito llamado Steinerma Feltiae.

En la prevención está la clave

- Limpia bien el sustrato de tus plantas. Quita las hojas secas y dañadas que hayan caído y estén podridas, pues esto crea el ambiente perfecto para que las larvas se alimenten.

- Elimina las malas hierbas del sustrato. Esto es particularmente importante en las plantas de exterior.

- Espacia bien los riegos de tu planta. El suelo encharcado atrae a las moscas y permite que las larvas proliferen felices. Deja secar los primeros centímetros del sustrato antes de volver a regar, sobre todo en las épocas más frías.

- Riega vermiculita sobre el sustrato, unos 3 cm serán suficientes para prevenir esta plaga. También puedes usar piedrecillas o similares para proteger el sustrato y evitar que las moscas se sientan atraídas.

- Puedes usar las corrientes de aire (como ventiladores en el interior) para que espanten las moscas. Las adultas son bien torpes y no vuelan con mucha fuerza, así que no podrán acercarse a las plantas.

- En interiores conviene usar mallas en las ventanas que eviten la entrada de los insectos dañinos.

- Hay quienes afirman que plantar ajos o colocar clavos de olor en el sustrato espanta las moscas, pues odian el olor.

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

5€ de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.