Devuélvele la vida a tu hogar con estas plantas que no fallan

Decorar es una labor que implica ocuparse de distintos ámbitos, pues no sólo se debe crear un espacio funcional y estético, sino que debería responder a las necesidades y gustos de las personas que lo habitan.

Conjugar estos aspectos puede ser complicado para muchos y la clave está en conocer los gustos personales y traducirlo en un estilo particular. Muchos logran este equilibrio, pero sienten que a esos espacios les falta algo para complementarlo y darle vida. 

La respuesta es simple: necesitas plantas. Añadir plantas a la decoración tiene su truco, pues debe complementar el estilo sin ser invasivas o lucir fuera de lugar. No te preocupes, que hemos preparado una lista de plantas que nunca fallan: fáciles de cuidar y que van con todos los estilos. 

Las plantas que todos deberían tener

Sansivieria

La Sansevieria o Planta de la Serpiente es una de esas plantas populares que todos deberían tener. En primer lugar, tienen una forma encantadora y colores vivos. Queda perfecta en interiores con diseños más modernos y contemporáneos, pero también queda muy guapa en otros más clásicos. ¿Su secreto? Las líneas rectas y limpias de sus hojas combinan con cualquier tipo de maceta y se adaptará a tu decoración.

Otro aspecto maravilloso de la Sansevieria es que es prácticamente indestructible. Los requerimientos de sustrato e iluminación son mínimos y de verdad puedes ponerla donde te parezca porque puede prosperar en cualquier condición lumínica, además requiere poco riego; así que debes dejar secar el sustrato por completo antes de volver a regar. 

Costilla de Adán 

Si revisas tus redes sociales te aseguro que en al menos una fotografía podrás identificar una Costilla de Adán o Monstera Deliciosa. Henri Matisse, el pintor, adoraba esta planta y puedes encontrarla en varias de sus obras; y es que casi nadie puede resistirse al encanto tropical y la exuberancia de la Monstera. 

El cuidado de la monstera resulta bastante más sencillo de lo que crees, pues si bien necesitan mucha luz indirecta, no es exigente en cuanto a riegos o sustrato; así que la única condición de cuidado es que debes dejar secar el sustrato entre riegos para evitar problemas en las raíces No hace falta pulverizar ni mimar en exceso, ella es así de perfecta sin pedirte mucho a cambio. 

Cactus 

Los cactus tienen unas líneas geométricas bien distintivas, además que muchos tienen una naturaleza escultural que queda increíble con cualquier estilo decorativo que tenga aires contemporáneos o eclécticos. Por su tamaño pueden ubicarse en grupos sobre distintas superficies, así que se convertirán en piezas de centro para mesas o detalles para repisas y estantes; son los aliados perfectos para esos pisos acogedores donde cada centímetro cuenta. 

Todos los cactus son de muy fácil mantenimiento. Requieren poco riego, luz indirecta, no hace falta fertilizarlos con frecuencia y no hay que podarlos. Son ideales para individuos que viajan mucho, que suelen olvidar sus plantas o que apenas se inician en este mundo. Además, quedan muy guapos en macetas decorativas que vayan con tu decoración. ¿La única desventaja? Que al ser tan lindos, fáciles de cuidar y pequeños, pueden convertirse en una sana adicción. 

Dracaena Limón 

La Dracaena Limón es una de esas plantas que siempre quedará perfecta en el salón, pues otorgará altura visual, color y frescura pero sin ocupar demasiado espacio físico o visual. Queda muy guapa en decoraciones clásicas y contemporáneas, sobre todo en lugares con techos altos pues puede crecer unos cuantos metros si se le proporciona la maceta adecuada. Como si fuera poco, entra dentro de la categoría de plantas purificadoras, así que mejorará los niveles de humedad del ambiente mientras elimina toxinas. 

Los cuidados de la Dracaena Limón son bastante sencillos, es poco exigente y se pondrá preciosa aún cuando no le prestes demasiada atención. Requiere luz moderada, pero sobrevivirá en espacios cerrados con luz artificial. Deberás regarla unas 2 veces a la semana, manteniendo el sustrato húmedo sin encharcar. Se beneficiará si la pulverizas con un poco de agua, aunque si la agrupas con plantas similares, nivelará sus niveles de humedad sin mayor ayuda. 

Potos

El potos es una de esas plantas que puede ver casi en todos lados, pero es de esperarse. Crece con mucha facilidad, requiere muy poco cuidado y no es exigente con los riegos. Tiene hojas medianas en forma de corazón, que puede combinar dos tonos o ser completamente verdes y que crece estirando sus tallos. Esto es parte de su encanto, pues puedes dejarla colgar de una maceta, colocarla en una repisa y dejar que se escurra como una cascada o guiar su tallos con tutores para que rodeen una estructura. Las posibilidades son ilimitadas y tu potos estará presto para cumplir tus deseos. Además, es una poderosa planta purificadora. 

Los cuidados del potos son bastante simples. Puede vivir en condiciones de luz pobre, incluso con luz artificial, pero si quieres que crezca rápido y frondoso debe recibir luz natural de forma indirecta. En cuanto al riego, una vez por semana estará bien y cada 10 día en invierno. Si la pulverizas, te lo agradecerá, mientras que con un sustrato universal (pero con buen drenaje) será suficiente para desarrollarse regia y feliz. 

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

5€ de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.