¿Las plantas sienten dolor?

Las plantas son seres vivos, así que es normal pensar que puedan sentir dolor pero la respuesta a esta inquietud es negativa: las plantas no sienten dolor, pues carecen del sistema nervioso y el cerebro para procesar los estímulos de este modo. Podar una planta o morder una fruta no es doloroso para ellas, pero esto no quiere decir que las plantas son seres inertes, todo lo contrario. Sus medios de comunicación son muy distintos pero están presentes.

Por qué las plantas no sienten dolor 

El dolor es un mecanismo evolutivo que nos alerta sobre algo malo que nos está ocurriendo y nos obliga a huir o alejarnos de ese estímulo negativo. Por ejemplo, si has acercado demasiado la mano a la estufa caliente, el dolor de la quemadura te alerta para que retires la mano. Sin dolor, no te darías cuenta y terminarías con la mano chamuscada. Así que hay que agradecer que sentimos dolor porque es la alarma de nuestro organismo.

Desde esta perspectiva, las plantas no necesitan ese estímulo que conocemos como dolor, porque no tienen cómo huir o retirarse de la situación que representa peligro, así que han desarrollado otros mecanismos de comunicación.

Cómo sienten y comunican las plantas

Uno de los olores favoritos de muchas personas es el del césped recién cortado. Para nosotros, este olor evoca el verano y el verde pero la verdad es que este aroma es una señal química de estrés que alerta sobre lo que está ocurriendo en el momento. Las plantas se comunican, sólo que de formas que no podemos interpretar tan fácilmente. 

Hay plantas que usan alertas químicas, que le comunican a las plantas cercanas que hay peligros potenciales. Esto les permite atraer ciertos insectos para que alejen otras plagas, como se muestra en este informe. Otras plantas, por ejemplo, sintetizan ciertos químicos para mejorar su polinización como algunas que producen cafeína para defenderse, pero la cafeína atrae abejas que mejoran la fertilización de la planta y garantiza su supervivencia. 

Varios estudios han demostrado que las plantas pueden comunicarse entre ellas utilizando un complejo entramado en el subsuelo con ayuda de algunos hongos, que comunicarían las raíces de distintos especímenes en un terreno casi como si se tratase de nodos de internet. Esto les permitiría compartir nutrientes e información sobre peligros y otros sucesos. 

Las plantas son sensibles. Pueden percibir el sonido de un insecto masticando sus hojas, emplear fotoreceptores que le permiten captar la intensidad de la luz y las plantas carnívoras pueden sentir cuando la presa se acerca y se cierran para atraparla. Pero no confundas esto con la capacidad de procesar estos estímulos. 

Como mencionamos al principio, no hay un centro que se encargue de la conciencia y la cognición, no hay un cerebro; así que todas estas formas de comunicación y respuesta a estímulos son más bien instintivas. No te preocupes, puedes podar y sacar esquejes de tus plantas con toda confianza, que no le estás haciendo daño y ella no está sufriendo sino que se beneficiará con el mantenimiento. 

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

10% de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.