Mitos sobre las plantas

Casi todas las cosas tienen unas cuantas creencias alrededor. Sabiduría popular, cuentos de abuela o como los quieran llamar, muchas de estas ideas ni se discuten sino que pasan de boca en boca, se distorsionan y terminan llenándonos de falsas creencias que nos limitan. Las plantas no son la excepción y es que hay un montón de cuentos que les rodean. Te apuesto que has escuchado unas cuantas de estas afirmaciones y es probable que creas unas cuantas. Por esta razón es que nos hemos dedicado a investigar y desmentir unos cuantos mitos sobre las plantas. La idea no es que contradiga a tu vecina y se arme Troya, sino que aprendas a cuidar mejor a tus verdes compañeras de vida.

Los mitos más comunes

- Es contraproducente dormir con plantas

Lo que se dice es que las plantas te robarán el oxígeno mientras duerme, dejándote un aire de peor calidad y hasta podrías asfixiarte. Este es uno de los mitos más antiguos y es completamente falso. Una planta requiere muy poco oxígeno, ni siquiera el 0.1% de una habitación, mientras que una persona apenas consume un 3%.

 

Hay especies de plantas que purifican el ambiente y otras liberan oxígeno durante la noche, así que mejoran el ambiente. Por otra parte, plantas como la lavanda tienen un efecto calmante que te ayudarán a conciliar mejor el sueño. Así que no sólo este mito es falso, sino que tener plantas en la habitación puede ser muy positivo.

- Las hojas amarillas significan que has regado de más

La clorosis, que es el nombre que se le da a este problema de pérdida de color de las hojas, puede ocurrir por un montón de causas. Si bien es cierto que pueden parecer por exceso de riego, también son síntoma de falta de riego, escasez de ciertos nutrientes, exceso de sol y muchas causas más.

No existen síntomas ni soluciones universales, es necesario entender que cada planta es un ser vivo que tiene necesidades y problemas particulares, así que es mejor prestarle atención a sus cuidados para descartar las causas de la clorosis.

- Todas las plantas deben recibir los rayos del sol

Esto lo decía mi abuela, así que sacó mi calathea a tomar un baño de sol. Como resultado, se quemaron casi todas sus hojas y estuvo a punto de morir. Si bien es cierto que todas las plantas necesitan de la luz del sol, no todas las especies están preparadas para recibir los rayos del sol directamente sobre sus hojitas. Si expones plantas de semi-sombra al sol directo terminarás causando graves quemaduras y podrían morir.

De hecho, si tienes plantas de sol directo que son muy jóvenes, no puedes dejarlas a plena luz porque también sufrirán quemaduras. Hay que aclimatarlas poco a poco para que puedan aprovechar los rayos solares directos. Es importante que investigues qué tipo de plantas tienes, cómo son las condiciones de vida de esa especie en su lugar de origen e intentar recrearlo en la medida de lo posible. Dicho esto, una buena parte de las plantas de interior tienen origen tropical, pero son de la selva húmeda donde viven al abrigo de árboles muy altos que filtran los rayos del sol, así que es mejor consultar con los expertos y acatar las recomendaciones.

- Si usas macetas grandes, la planta crecerá mucho

Muchas personas usan las macetas como las madres que compran a sus hijos ropa una o dos tallas más grandes, porque si el niño crece pues no dejará la ropa tan rápido. Además hay quienes creen que si la planta tiene muchísimo espacio para crecer, entonces se pondrá más grande más rápido. Gran error, pues una maceta gigante puede retrasar el crecimiento de tu planta o terminar matándola.

Las plantas necesitan espacio para estirar sus raíces, pero el exceso de espacio tiene el efecto contrario pues la planta terminará invirtiendo más energía en expandir sus raíces para poder aprovechar los nutrientes del sustrato, por lo que las ramas y hojas no crecerán. Otro riesgo de las macetas gigantes es que almacenan demasiada humedad, con lo que podrían podrirse las raíces. Es mejor usar una maceta ligeramente más grande (unos 4 cm extra de diámetro es suficiente) a la anterior y cambiarla con un poco más de frecuencia si es necesario.

- Limpia las hojas con leche para que brillen

Limpiar las hojas de las plantas es importante, porque así no habrá nada que interrumpa la fotosíntesis. Pero la leche, mayonesa, cerveza o yogurt sólo dejan un residuo pegajoso en la hoja. Esto hace que atraiga más polvo, tapa los poros de la planta y lejos de optimizar la fotosíntesis y la respiración, termina interrumpiéndola. Como si fuera poco, huele mal, atrae insectos y enfermedades.

Sólo necesitas agua para limpiar las hojas. Usa un paño suave y algo de agua purificada o mineral (para evitar que tenga cloro o minerales que manchen las hojas) y quita el polvo. Esto es más que suficiente para mantenerlas brillantes y sanas.

- Ponerle un clavo a la maceta aporta hierro

Las plantas necesitan distintos nutrientes y minerales, entre ellos el hierro. Pero poner calvos, tornillos o lentejas en el sustrato no aporta ninguno de estos nutrientes. Si bien esto no es perjudicial para la planta, puede evitar que se utilicen fertilizantes de verdad porque se cree que es suficiente con el clavo. Olvídate de recetas extrañas o atajos: usa fertilizantes y abonos adecuados para tu planta.

- Los cactus son de mala suerte

Este mito viene de la mala interpretación del Feng Shui, que dice que las plantas y objetos puntiagudos tienen una energía más fuerte o violenta, por lo que deben posicionarse en los baguas adecuados. Fíjate que no dicen que no se deben tener, sino que hay que saberlos ubicar. Así que al menos que seas un seguidor a ultranza del Feng Shui, es un poco tonto rechazar la belleza simétrica e interesante de los cáctus.

- Podar o regar plantas durante la menstruación las seca

El mito de que la mujer es “impura” durante su periodo menstrual es una idea antigua que no tiene ningún asidero científico, más allá de las creencias misóginas y machistas de un grupo de personas. Es absurdo que en pleno siglo XXI se sigan reproduciendo este tipo de ideas tontas. La menstruación no afecta en nada la salud de tus plantas, así que puedes seguir cuidando de ellas sin temor a nada.

- Es mejor regar en las noches

Esto es completamente falso. El momento de regar depende de la estación en la que nos encontremos. De todas formas, cada especie de planta y cada planta es un individuo único, así que puedes ver qué es lo que más les conviene en cuanto al riego.

Mi guía personal es simple: si hace calor es mejor regar bien tempranito, antes de que el sol se ponga intenso. Esto es para que la tierra absorba bien el agua y no se seque tan rápido. Además, para cuando salga el sol no habrán gotas en las hojas que puedan actuar como lupas y quemarlas. Si las temperaturas son bajas, entonces riego durante el día porque al hacerlo muy temprano o muy tarde se corre el riesgo de que el agua se congele y afecte la planta.

 

- Hay que regar muy poco a las suculentas

Mucha gente cree que las suculentas apenas requieren un chorrito de agua y por eso las están matando lentamente. Es muy cierto que la frecuencia de riego de cactus y suculentas es relativamente baja, pero es necesario regar de forma generosa y abundante para que la planta recupere la humedad que pierde cada día. De todas formas esto dependerá del tipo de sustrato, la temperatura ambiental y hasta la estación del año.

- Hay que tener un horario de riego

Regar todos los sábados, por ejemplo, es una práctica muy extendida. Es práctico y recordarás que debes hacerlo, pero no siempre es positivo, porque cada planta tiene necesidades muy diferentes aún cuando sean de la misma especie. La ubicación, temperatura ambiental, hasta el tamaño y tipo de maceta son factores que determinan las necesidades de agua de la planta. Es mejor tener un día a la semana para hacer una revisión del sustrato de cada planta y determinar si hace falta regar o no. Si se te hace difícil saber si hace falta regar o no, usa tus dedos, un palito o mejor aún, adquiere un medidor de humedad.

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

5€ de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.