s>

No las dejes morir de sed: Aprende cuando regar las plantas

Si bien no existe un método de regado universal, pues la necesidad de agua depende de la ubicación de la planta, tipos, clima, suelo, entre otras variables, si que hay unas reglas de oro que puedes seguir mientras conoces las particularidades de tu planta. 

La importancia del riego adecuado

El agua no sólo es necesaria para que la planta sintetice su propio alimento, sino que provee soporte estructural, regula la temperatura y disuelve los minerales de la tierra para que alcancen el lugar adecuado. 

Las células de las plantas pueden compararse con un globo, que utiliza el agua para mantenerse inflado. Por esta razón, cuando la planta esta hidratada de forma adecuada, se sostiene derechita y firme. Cuando le falta agua, la planta luce un poco caída, las hojas apuntan hacia abajo. Este es un signo de que le hace falta agua. 

Cuando riegas tu planta ocurre un proceso que se llama transpiración, en el que el lo evapora el agua que sale de las hojas por unos poros llamados estomas. El agua suele tomarse de las raíces, pero en su ausencia se tomará de las hojas. Este es el motivo por el cual las hojas suelen ser las primeras afectadas cuando no ha sido regada, lucen caídas y luego se pondrán secas y caerán, en caso de que la sequía continúe.  

Riego 101: las bases

- Es mejor que le falte agua a tu planta a que le sobre. Es decir, es menos grave olvidar regarla un poco que regarla demasiado. Esto es porque el exceso de agua puede concentrarse en el sustrato, y esos niveles excesivos de humedad pueden pudrir las raíces y esto es irreversible.

- Cuando riegues tus plantas, procura utilizar suficiente agua. El sustrato debe quedar húmedo, incluso en el interior de la maceta. Un riego demasiado escaso será superficial y no llegará a las raíces. 

- Es preferible regar o muy temprano en la mañana o al final de la tarde. Esto evita que las altas temperaturas del día evaporen el agua demasiado rápido, protegerá las hojas de quemaduras y le dará tiempo suficiente a las plantas de absorber la humedad. Además, ahorrarás agua pues los riegos podrán ser menos frecuentes. 

- Si la tierra está demasiado seca, el agua saldrá de inmediato por los agujeros de drenaje y no llegará a las raíces. En este caso comienza a regar despacio y en pequeñas cantidades. Esto permitirá que el sustrato se humedezca de forma adecuada. 

- Evita que el agua caiga en las hojas y flores de las plantas. No todas las plantas toleran bien la humedad sobre las hojas, hay algunas que se queman, decoloran e incluso podrían desarrollar enfermedades relacionadas a los hongos.

Si no tienes claro como es el cuidado de la planta según su especie, puedes seguir la regla básica: riega cuando el sustrato esté seco. Toca la tierra con los dedos, húndelo algunos centímetros y verifica los niveles de humedad.

 

Riego de las plantas más populares

- El poto es una planta muy resistente, que se ha convertido en una de las favoritas de nuestra generación, sobre todo porque son muy fáciles de cuidar. Si bien aguantan condiciones de humedad, es mejor dejar que la tierra se seque entre riegos, pues el exceso pone las hojas amarillas. Un truco para que se ponga hermosa: pulveriza con ayuda de un atomizador, con agua templada a tibia sus hojas.

- La planta zamioculca o ZZ plant prefiere los suelos más bien secos y bien drenados, aguanta muy bien las sequías, pues almacena la humedad en sus hojas y tallos. No tolera el exceso de agua, así que debes estar pendiente de que sus hojas no se pongan amarillas. 

- La pilea peperomioides o planta del dinero china es muy popular pues se dice que atrae la buena suerte. Los riegos tienen que ser frecuentes, pues vive mejor en suelos húmedos. Vigila que el sustrato nunca se ponga demasiado seco. Puedes complementar los cuidados de la planta del dinero con un pulverizador de agua sobre las hojas.

- La planta maíz o tronco del Brasil es una planta de la familia de las dracenas que requiere un riego moderado a poco. Procura regarla sólo cuando la capa superior del sustrato luzca casi completamente seca, para evitar que las raíces se pudran. Satisface sus requerimientos de humedad ambiental en el interior con un pulverizador de agua sobre las hojas un par de veces a la semana.

- La Monstera deliciosa o costilla de adán es una planta tropical que requiere un riego moderado. Como indicador, puedes esperar a que el sustrato se seque para regar. Tolera mejor la escasez de agua que el exceso, así que es mejor esperar a que el suelo se seque un poco. Puedes pulverizar las hojas en épocas estivales para que permanezcan radiantes.

- Los diversos tipos de suculentas y cactáceas prefieren los suelos secos, con buen drenaje pues son susceptibles al encharcamiento. Riega cuando veas que la planta luce un poco decaída o delgada, o que el sustrato esté muy seco. 

La frecuencia de riego de las plantas está determinado por muchos factores, así que debes desarrollar la observación y atención, para que descubras cuál es el momento adecuado para regar. Hay personas que pueden saber cuándo les falta agua a sus plantas levantando el matero y verificando el peso.

Es cuestión de tiempo y paciencia, pero lograrás entender lo que tu planta necesita.
¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora...
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

10% de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.