s>

Plantas que necesitan poca agua

Las especies de zonas tropicales y bosques húmedos están habituadas a recibir gran cantidad de agua. En el lado opuesto están las que proceden de los lugares más secos y áridos del planeta, donde las cantidades de fluido que les llega son mínimas. Estas han tenido que adaptarse al medio y desarrollar una serie de capacidades especiales para optimizar al máximo sus reservas de agua.

Las plantas que no necesitan mucha agua son poco exigentes con los riegos, lo que las hace perfectas para adornar casas y jardines sin necesidad de estar pendientes de la regadera.
¡Con ellas podrás presumir de vegetación, aunque te ausentes unos días, o seas una nulidad para la jardinería!

7 plantas que no necesitan mucha agua

  • Sansevieria

Es una planta de interior extraordinariamente resistente, ¡perfecta para los más negados! Su aspecto es sencillo pero atractivo, con enormes hojas verdes de bordes amarillos que crecen en vertical. Dará un toque elegante y original a cualquier estancia.

Los cuidados que precisa son mínimos ya que se adapta a casi cualquier tipo de ambiente. Para mantener su intenso color y vigor necesita mucha luz, pero nunca de forma directa. También la podrás colocar en ambientes más sombríos, aunque su crecimiento se verá ralentizado. Para sobrevivir se conformará con algunos riegos esporádicos, pudiendo estar largas temporadas sin recibir ni una gota de agua.

  • Árbol anémona

La carpenteria califórnicao árbol anémona, es un atractivo arbusto que florece durante los meses más soleados. Precisa pocos riegos y se desarrolla incluso en condiciones de poca luz solar. Es ideal para climas y zonas mediterráneas y para ornamentar terrazas y jardines.

  • Tronco de Brasil

Esta variedad de dracena es un arbusto de poco tamaño que se puede cultivar en maceta como planta ornamental. Apto tanto para exterior como para interior. Además de su gran valor ornamental, no precisa demasiados riegos y tampoco es muy exigente con la luz.

  • Bambú

El bambú es un auténtico todoterreno capaz de sobrevivir en todo tipo de ambientes. Puedes usarla como planta de exterior, o para interior cultivada en tiesto. Para realzar cualquier rincón de tu hogar al instante solo necesitarás tomar unas ramas de bambú, y colocarlas en un recipiente con agua, renovándola cuando te acuerdes. ¡Además, da buena suerte!

  • Filodendro

Al contrario de lo que pueda parecer, esta planta de aspecto tropical y enormes hojas verdes no demanda grandes cantidades de agua. Prefiere los ambientes interiores, que inundará de vida gracias a su impactante presencia y frondosidad.

Como cualquier otra especie procedente de climas tropicales, su entorno natural son los bosques y selvas, bajo capas y capas de otras especias más grandes y altas. Por tanto, no le gustarán los lugares de sol directo. ¡Con un pequeño rincón iluminado le bastará! En cuanto al agua, sus necesidades de líquido son bajas. Un riego a la semana durante el invierno y un par de veces durante el verano serán más que suficientes.

  • Suculentas

También llamadas crasas, en la actualidad han alcanzado gran popularidad como plantas ornamentales gracias a su sencilla belleza y fácil mantenimiento. Existen infinidad de variedades en distintas formas, colores y tamaños. ¡Podrías crear un jardín entero sólo con ellas!. Su principal característica común es el aspecto grueso y carnoso de las hojas.

Para mantener su aspecto jugoso precisan ambientes muy luminosos, pero nunca luz directa. La forma carnosa y redondeada de las hojas no es simple fruto del azar. En su hábitat natural crecen en entornos tremendamente secos, por lo que utilizan sus hojas para almacenar agua en su interior y así poder resistir los largos periodos de sequía. Pueden colocarse en interiores o exteriores, siempre que las heladas no sean habituales en la zona.

  • Cactus

El cactus es sin duda la planta más resistente que existe. Al igual que las suculentas, crece en las zonas más áridas y desérticas. Pero a diferencia de ellas, se sirven de sus cavidades interiores para establecer allí sus reservas de agua. Son plantas muy curiosas, pues carecen de hojas y el propio tallo es el encargado de realizar la fotosíntesis. Uno de sus elementos más característicos son las espinas que cubren su superficie.

Su mantenimiento es muy simple. Solo precisan zonas muy luminosas y temperaturas cálidas. En cuanto al riego, en este caso es mejor quedarse corto que pasarse. Con algunas humedecerles la tierra de forma ocasional será suficiente. Lo que peor llevan son los encharcamientos y las heladas, que podrían acabar con ellos en un abrir y cerrar de ojos.

[SKU:BG40045]

Tener poco tiempo para cuidar de tus plantas ya no es un impedimento. Solo tendrás que combinar a tu gusto una selección de plantas que no necesitan mucha agua ¡y disfrutar de ellas!
¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora...
Yvonne Briones

Hay algo que las plantas y la creación de contenido tienen en común: la geometría natural. Me encanta crear el contenido visual y manejar las campañas de Be.Green.

10% de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.