Tips de decoración con plantas

Decorar con plantas es una tendencia que jamás pasa de moda. Entre los primeros registros del uso de plantas de interior se remonta al año 600 AC, con los Jardines Colgantes de Babilonia. Para los años 400 y 500 AC, los egipcios, romanos y griegos utilizaban plantas como decoración en macetas de terracota, mármol y otros materiales. Se tenía preferencia por plantas ornamentales con muchísimas flores, como las rosas y violetas. En Asia se crearon jardines en miniatura, bonsais y otras plantas destinadas a decorar el interior de los hogares de las personas más importantes. 

En nuestra era, el uso de plantas se ha convertido en una forma sencilla de complementar la decoración, añadir color, dimensión y vida a los espacios. Son más que simples objeto ornamentales, pues son seres vivos en crecimiento, desarrollándose y transformándose con el paso del tiempo, adaptándose al espacio que les rodea. Las plantas como decoración son magníficas, pues ofrecen también una forma de liberarse del estrés y de conectarse con la naturaleza. 

Si estás pensando en incorporar plantas a tu decoración pero no sabes muy bien cómo comenzar, estás de suerte porque compartiremos algunos tips de decoración con plantas. 

Podrás buscar las plantas perfectas u ordenar las que ya tienes para que se integren a tus espacios. 

Trucos para decorar con plantas

El primer paso está en reconocer que una buena parte del diseño busca hacer más cómodos y agradables lo lugares que habitas, pero buena parte de este proceso involucra traer parte del exterior, de la naturaleza al interior. Ya sea a través de texturas, como la madera del mobiliario, de formas y de colores, lo natural nos ofrece de inmediato una sensación acogedora, de calma y paz. Es algo atávico, que reposa en el imaginario colectivo. Por esta razón usar plantas es imprescindible para tener ese toque de vida y equilibrio. 

- Observa tu espacio: verifica la luz que recibe el lugar, si hay corrientes de aire, pero también estudia la posición y cantidad de mobiliario que posees, los colores, la altura del techo y el espacio disponible. Esto te permitirá entender qué tipo de plantas pueden sobrevivir en ese lugar, pero también te ayudará a buscar las oportunidades decorativas, esos lugares que lucen abandonados, vacíos, que “les falta algo”.

- El tamaño importa: Una gran ventaja de las plantas como accesorios vivos de decoración es que existe un rango ilimitado de colores, tamaños y texturas; así que seguramente podrás encontrar la planta minúscula que pueda ir sobre esa repisa (las suculentas son perfectas para esto) o esa pareja de palmeras que pueden enmarcar el comedor o el sofá. 

- Aprovecha el espacio vertical: El suelo o las superficies de los muebles no son las únicas opciones. Los jardines verticales y los cuadros vivos son tendencia en este momento y te ofrecen una alternativa preciosa, viva y dinámica frente a los cuadros o pósters aburridos que puedas poner en la paredes.

- Abundancia sobre cantidad: si buscas un feeling tropical, abundante, muy verde no hace falta que tengas docenas de plantas, será suficiente con que adquieras un par que tengan un follaje abundante, exuberante, como un lindo Helecho de Boston o una costilla de Adán. Más que la cantidad de plantas que dispongas, se trata de aprovechar la escala, el color y la textura.

- Con altura: si tienes techos altos, aprovéchalos colgando macetas con plantas que tengan caída. Potos, helechos y otras son perfectas para añadir dimensión al espacio.

- Centros de mesa vivo: olvídate de jarrones y piezas que coleccionan polvo, puedes usar pequeñas plantas y arreglos como centro de mesa. ¿Qué te parece un trío de cactus en unas macetas a juego?

- Utiliza números impares: si vas a agrupar plantas (cosa que deberías hacer porque les va muy bien juntas) hazlo en números impares. Ofrece un sentido de equilibrio y armonía visual. Por eso es que Be Green te ofrece tríos y no parejas de plantas.

- Aprovecha el color: si tienes una decoración en tonos claros y pasteles, necesitas una calathea triostar que armonice con esos detalles. ¿Colores más profundos? Pues puedes buscar plantas como la Alocasia Amazónica que sabrá resaltar. Las plantas ofrecen más que un simple tono de verde, puedes usarlas para crear contrastes y puntos focales.

- Mezcla los tamaños de las macetas: las macetas decorativas son aliadas imprescindibles. Ya sea que prefieras macetas a juego (ideales para arreglos en centros de mesa o en lugares elevados) o macetas de distintos colores y estilos, el jugar con las dimensiones te permitirá crear composiciones visualmente interesantes que añadirán dimensión.

- Simetría: hay lugares donde puedes utilizar las mismas plantas y las mismas macetas para dar la sensación de equilibrio. Por ejemplo, podrías utilizar dos plantas altas y largas, como los Troncos de Brasil, para colocar en cada extremo de un sofá o mesa de comedor.

 

Si bien estos consejos pueden ofrecer una guía, tú decides lo que te gusta y cómo ubicarlo en tu hogar. Las plantas deben adaptarse a tus espacios, hacerlo sentir más acogedor y feliz. A veces necesitas 3 potos desordenados que abarroten con sus hojitas tu salón, otras basta con un par de suculentas; lo importante es que por tu salud mental y por el equilibrio de tu decoración incorpores un poquito de verde en tu vida.

¡Compártelo con el mundo!
Sobre la autora
Ame Rodríguez

Dedicada a crear un ejército de cactus, suculentas, poodles y gatos que me ayuden a conquistar el mundo. En el poco tiempo libre que me queda, juego, escribo y bailo.

Recibe tu planta a domicilio 🕊

5€ de descuento

en tu primera compra
¡Suscríbete y únete al club!

#LoveBeGreen


Acepto los términos de uso y la política de privacidad.